¿Qué tal las vacas?

Espero que muy bien aprovechadas 😉

Pero sé lo que estáis pensando, y es normal que sintamos toda esa resaca “emocional”, después de volver del “burladero” energético que fue el mes de Agosto.

Si hemos hecho bien los deberes, hemos estado limpiando a tope, usando el discernimiento, encajando piezas y quitando otras más molestas, estructurando un planning de vida a corto y mediano plazo y con una idea más clara de a dónde vamos, pero sobre todo lo que queremos.

Si este “encaje” ha sido trabajado desde el EGO (mente) o desde una realidad ilusoria, no hemos estado fluyendo como deberíamos y nos hemos reprimido emocionalmente en algún aspecto de nuestra vida, ocultos tras gafas “Happy Flower” o desde el “No Ser”, ¡preparaos, porque lo que se avecina en Septiembre, os dejará sin aire!

Entramos en un mes de Septiembre excepcional, con grandes acontecimientos astrológicos y energéticos difícilmente repetibles en el tiempo e inentendible de una manera 3D y que merecen un análisis detallado, paso a paso.

Septiembre, un mes fascinante:

  • Luna Roja.
  • Dos eclipses.
  • Venus directo, saliendo de su cuarentena y apareciendo antes del alba.
  • Mercurio retrógrado.
  • Júpiter y Marte entrando en Virgo.
  • Plutón pasando a movimiento directo.
  • Saturno entrando en Sagitario.
  • Y más, mucho más…

Mi mejor versión

Este mes de septiembre estará marcado por dos eclipses, uno Parcial de Sol, el día 13 en el grado 20 de Virgo, y otro Total de Luna, el día 28 a 4 grados de Aries. Los signos más influidos por estos eclipses serán Virgo y Piscis para el primero; Aries y Libra para el segundo.

Podéis descubrir un gusto de algo que nunca habían probado antes o un aprecio sorprendente por una delicadeza no muy circunstancial.

Aunque la “moderación en todas las cosas” puede ser un consejo útil, no hay peligro en dar un comienzo a todas las cosas, ¡solamente para ver lo que se hubiesen perdido de lo contrario!

Una oposición entre Neptuno y Júpiter y un sextil entre Saturno y el Nodo Norte apuntalan a septiembre. Juntos ellos exigen un realismo comprometido conjuntamente con la fe en una visión superior.

Es un equilibrio “delicado” de alcanzar. Hay poco significado en ver la vida a través de gafas “color rosa” que evitan que podamos lidiar con los desafíos necesarios, al igual que no tiene sentido sobrecargarse con aquellos desafíos en los cuales nos retiramos a nuestro mundo privado de fantasía o negación.

Nuestra presencia en esta tierra viene con poder y responsabilidad y los momentos actuales de gran cambio exigen que abramos nuestros corazones y mentes a las implicaciones de ambos. A lo largo del mes venidero se nos llamará a actuar responsablemente y con gran poder. Discernir cómo hacerlo en honor al bien mayor es clave para nuestra efectividad.

Las relaciones son importantes en septiembre, con Venus en conjunción con Marte en Leo al comienzo del mes, Mercurio retrógrado en Libra y Venus yendo directa el 6.

La primera semana del mes nos desafía a combinar el amor por el yo, con el amor por los demás, encontrando la expresión más elevada de ambos. Necesitamos más palabras cálidas para que el amor haga que el mundo gire. Necesitamos acciones nacidas de éste, estilos de vida centrados a su alrededor y prioridades que lo reflejen.

Y por encima de todo, necesitamos saber qué es el amor más allá de los corazones y flores del romance o del acuerdo mutuo de mentes similares. El pretendido común de que el amor debe tener un objeto sobre el cual derramamos su generosidad disminuye esta fuerza asombrosa.

Como seres relacionados, experimentamos el amor fundamentalmente en esa forma, pero más allá de este amor personalizado, yace un campo infinito de este del cual podemos extraer algo que necesitamos hacer cada vez más, en un mundo donde la expresión del amor a menudo está lastimosamente carente.

Es por ello que hemos venido a trabajar y experimentar el “Amor Incondicional”.

Septiembre nos insta a ser amor, en compañía o en solitario, en público o en privado: conocernos a nosotros mismos como una fuerza abarcadora y de aceptación en el mundo, no un remolino divisivo y auto enfocado de expectativa y deseo, llenos de resistencias.

Al terminar Venus su fase retrógrada en Leo el 6 de Septiembre, durante la cual hemos tenido gran oportunidad de reconocer nuestra inevitable interdependencia, entramos a una estación de eclipses: un momento durante el cual las consecuencias de acciones pasadas nos alcanzan inevitablemente y el progreso (en cualquier dirección) aprieta el paso aunque no nos queramos mover. Las estaciones de eclipses a veces vienen llenas de sorpresas con momentos de: ¡Vaya, no vi venir eso!

Infografía #18

Dos Eclipses

A priori, conviene tener en cuenta que estos eclipses convierten a este mes de Septiembre en algo excepcional, porque siempre suponen momentos cruciales que pueden cambiar el destino. Los eclipses abren portales cósmicos que, bien enfocados, suponen oportunidades para replantearnos cosas que necesitamos cambiar. De lo contrario, los cambios pueden venir forzados, o como digo siempre, con hostias muy dolorosas que harán no solamente que bajemos de vibración y perdamos nuestro norte en el GPS, sino que quizá algunas cosas que dábamos por hecho o como posibilidades tangibles, se vayan al trasto de forma irreversible, y no hay nada peor, que el arrepentimiento de no haber hecho las cosas de la mejor manera y acorde a nuestra evolución personal.

Pero nunca es tiempo perdido y las lecciones son siempre ganancias, siempre y cuando estemos dispuestos a ver el mensaje oculto en cada situación.

Por supuesto, si los momentos de aburrimiento son algo que buscamos ardientemente, entonces entramos en el mes equivocado, ya que este mes puede ser algo desafiante a veces, a menos que estemos preparados para echar nuestras preferencias al viento y ver lo que la vida nos presenta en el menú, fluyendo o arrastrados por la fuerza del movimiento huracanado de esta energía. A menos que hubiéramos estado atentos y haberlo visto venir con absoluta atención.

Esto dura hasta el 12 de octubre, durante este tiempo, las circunstancias que necesitamos cambiar se harán si o si, ya que los cambios necesarios en nosotros tendrán lugar nos guste o no.

Pero hasta los eventos menos apropiados solamente ocurren cuando es su momento, aunque no sea el nuestro y la mejor actitud en una estación de eclipses, es una de apertura y fe en que cualquier cosa que ocurra, porque suponen nuevos comienzos, independientemente de cómo se sienta en ese momento, es lo mejor y no podían ser de otra manera.

El 13 se produce un eclipse solar en Virgo en oposición a Quirón, que enfatiza aún más la necesidad de la conciencia de grupo en lugar de la individual y resalta nuestro papel como partes componentes de un mayor movimiento hacia la totalidad.

Este es un eclipse humilde, que se curva ante las fuerzas naturales que conforman nuestro mundo, reconociendo que estas energías primordiales también fluyen a través de nosotros. No estamos aparte o por encima de ellas, para manipularlas como nos parece, que es lo que solemos hacer, sino que somos animados por ellas y nos vivificamos con su propia esencia.

Los eventos en este tiempo nos recordarán nuestro lugar en el orden de las cosas. Las acciones alineadas con nuestra causa mayor de evolución planetaria serán bendecidas por las energías prevalecientes.

Aquellas conformadas para mejorar nuestros intereses personales por sobre aquellos que sirven al despertar planetario pueden, sin embargo, entrar en contradicción para ganar su sitio, de aquí que vivamos en Tsunamis emocionales en forma de bucle.

Tenemos que aprender a ver las cosas desde más arriba, desde afuera, como observador y sin mente, ya que esa será la clave, al igual que la humildad de Virgo que afirma que un papel pequeño en el gran drama del despertar colectivo es una bendición mucho mayor, que un gran papel en el mini drama de nuestras pequeñas vidas.

El 17 de septiembre ve a Mercurio ir retrógrado en Libra, anunciando un período de tres semanas para la reflexión respecto a cómo nos relacionamos con el mundo que nos rodea. Si las energías del eclipse nos desestabilizan, Mercurio revela las dinámicas subyacentes que pueden estar alimentando la desestabilización.

994180_276038915924325_7921493998290561277_n

¿Estamos siendo verdaderos con aquellos cercanos a nosotros, con nosotros mismos, con el mundo en su conjunto? Si no es así, ¿en qué medida escondemos la verdad y por qué?

Todos tienen una cara pública y una privada que pueden diferir, a veces considerablemente, pero si la diferencia crea discordia, estrés y/o confusión, podemos necesitar estrechar el cerco y hacernos cargo de algunas verdades previamente evitadas.

Hacerlo antes de finales de octubre es importante, cuando primero Marte y luego Venus disparen aún más asuntos energizados por los eclipses solares, brindando otra oportunidad de abordarlos desde un punto de vista más abierto y comprometido.

Saturno entra en Sagitario el 18 de septiembre, donde permanece hasta diciembre del 2017. Es tiempo de darle forma a nuestros sueños a largo plazo, de manifestar su presencia como una realidad no la fantasía de ‘un día en el que todo ha caído en su sitio’.

El hecho es que todo no caerá en su sitio. No todo. Algunas partes lo harán, otras adoptarán una vida propia y harán lo suyo. Depende de nosotros decidir si vamos a vivir la vida en espera o vivirla de forma activa en el momento presente, haciendo de ella lo que podamos.

Saturno en Sagitario nos enseña que no necesitamos inspiración constante para actuar, una paz sin límites para enfocarnos, una abundancia interminable para alcanzar nuestros objetivos. Todo lo que necesitamos es nosotros mismos, despiertos y comprometidos para traer el cambio, preparados para mantenernos en rumbo y tomar lo bueno y lo malo.

Saturno en Sagitario nos da esperanza, pero es una esperanza práctica, en nosotros mismos y en nuestra capacidad para hacer lo necesario para manifestar el cambio, no esperanza en un cambio milagroso que nos presente nuestra vida ideal en bandeja de plata.

El cambio de signo de Saturno es apoyado por Plutón que va directo en Capricornio el 25. Ha estado en este signo pragmático e industrioso desde hace seis años y debemos acostumbrarnos a su increíble poder.

Desde que se volvió retrógrado a mediados de abril nos ha recalibrado para que funcionemos con un combustible diferente: ese de la propia vida, no el combustible de las emociones y la inspiración o la desesperación y la angustia.

Nos ha recordado que no necesitamos mucho drama para estar comprometidos con una causa, ni alturas espirituales para mantenernos despiertos ante el mundo.

Simplemente podemos permitirnos la alimentación por parte de la propia esencia de la vida: a veces apasionante a veces tranquila, a veces triste a veces inspiradora, a veces todo lo que queremos y en otras, todo lo que tememos.

El viaje de Plutón hacia delante a través de Capricornio nos revelará el poder profundamente creativo inherente a vivir la vida simplemente y a vivir una vida simple: caminar con ligereza en la tierra a la vez que estamos en profunda comunión con ella. No necesitamos hacer grandes canciones ni bailes respecto al despertar, convirtiendo una evolución natural en una identidad rígida.

El universo sólo necesita que estemos vivos y despiertos, listos para actuar cuando sea necesario, esperar cuando no lo sea y resonar con el flujo y reflujo en sus ciclos naturales, sin querer conformarlos a nuestro propio diseño, ¡asumiendo que somos sabios!

Iluminación

Saturno en Sagitario

El otro acontecimiento astrológico destacable y de gran importancia será la entrada de Saturno de forma definitiva en el signo de Sagitario, que volverá a este signo, después de haber retrogradado y pasar sus últimos meses en Escorpio. El día 18 entrará en Sagitario para permanecer hasta finales del año 2017. Una larga etapa en la que el planeta de los anillos marcará con sus elevadas exigencias a todos los signos Mutables (Géminis, Virgo, Sagitario y Piscis) y a quienes tengan importantes puntos de sus cartas astrales en él.

Una amplia descripción de ese histórico tránsito lo tienes en este artículo:

http://www.cassanya.com/saturno-entra-en-sagitario/

Equinoccio y Mercurio retrógrado

Por lo demás, el Sol continuará en Virgo hasta el día 23, que entrará en Libra, marcando el Equinoccio de Otoño para el hemisferio norte (Equinoccio de Primavera para el hemisferio sur). Habrá que estar atentos, porque los cambios de estación inducen a cambios en la naturaleza y el organismo que exigen una adaptación, tanto en un sentido físico como psicológico.

Este año, además, será un Equinoccio especial, porque Mercurio estará efectuando un largo paso por Libra y, además, acabará de entrar en retrogradación, algo que ocurrirá el día 18. Ya sabemos la importancia que tienen estos cambios de sentido en el planeta de la comunicación, pero también desarrollaremos ese punto en su momento. De momento, será suficiente saber que en torno a esas fechas, mejor reorganizar agendas, ideas y planes.

Venus y Marte en conjunción en Leo

Una larga y fantástica conjunción del planeta del amor y el de la guerra en el signo de Leo ponen la guinda a la excepcionalidad de este mes de septiembre. Una combinación astral que señala la ocasión de dar un nuevo sentido a la forma de amar y entender las relaciones sexuales, partiendo de la capacidad de tomar las riendas del propio poder personal, definir los propios gustos y ser capaz de expresar lo que realmente somos.

Marte cambiará de signo el día 25, para entrar en Virgo.

Lunas de Septiembre

Un eclipse lunar en Aries el 28 de septiembre coincide con una Súper Luna, creando una fuerza formidable para el cambio interior que puede tomarnos de sorpresa si se lo permitimos. Este eclipse plantea la cuestión de cómo nuestras relaciones con nosotros mismos impactan en los demás.

Esta es una luna muy subjetiva, su luz está eclipsada por la opinión personal y el poder de nuestra psiquis que busca primero confirmar su visión del mundo. Tenemos una elección ahora: creer lo que nuestra mente condicionada nos dice o expandirnos más allá y descubrir nuevas perspectivas.

Una disposición a hacer esto último nos permitirá una comunión más profunda con los demás así como con nosotros mismos y un mayor aprecio de cuán influyentes podemos ser aun cuando y quizás especialmente, no nos demos cuenta.

El poder de este eclipse puede desatar una nueva visión de nosotros, un reconocimiento del potencial no percibido anteriormente. O puede solidificar una visión egocéntrica del mundo que sirve simplemente para bloquear el progreso en los meses venideros.

La percepción ahora es clave y una voluntad de sacrificar aquellas cosas que sirven únicamente a una necesidad egoísta de poder e importancia, sin alinearnos nunca con la causa más profunda del despertar.

Al cierre del mes podemos sentirnos liberados o restringidos, o ambos en igual medida. La libertad disponible si permitimos que los eventos de este mes actúen sobre nosotros se equilibra en fuerza solamente por el monto de nuestro apego a aquello que creemos que no podemos prescindir en la vida.

Si terminamos este mes aferrados a la vida y a un futuro imaginado que se nos va entre los dedos, simplemente necesitamos soltar y dejarlo atrás. No hay tiempo para adioses largos y lacrimosos o compromisos mortales que reprimen nuestro temor y niegan nuestra plenitud.

El universo ha hablado y su palabra tiene poder. Al igual que nosotros cuando nos alineamos con su despliegue y nos convertimos en aquello que específicamente tememos: cambio sin restricción y un potencial desconocido.

Solamente al convertirnos en la vida podemos vivirla verdaderamente, llena de su vitalidad y poder irreprimible. Solamente al salirnos de su cauce ridiculizamos nuestra energía y evitamos el nacimiento de nuestro potencial.

Mucho se dice en la Red sobre Septiembre. Viene cargado con un insistente aluvión de rumores, cosa que no sólo no es cierta, sino que pretende disfrazar el verdadero poder que ahora como seres creadores estamos manifestando.

Los rumores son siempre tendientes a infundir el temor tal y como pasó el 2012 a través de las redes, de películas, artículos y videos catastrofistas. Amanecimos tranquilos entrando al 22 de Diciembre de 2012, no pasó nada de lo que se anunciaba con tanto énfasis.

Septiembre está siendo objeto de campañas similares. Algo se va, y se va para siempre. Algo nuevo llega, y es desconocido.

luna-de-sangre-luna-roja

El Previo y  el “Ahora”

Desde Junio a Septiembre hemos estado nuevamente en el vórtice de una permanente transformación y purificación. Nos hemos pulido, nos hemos tornado más sutiles, y al mismo tiempo, más enraizados.

De Septiembre a Diciembre, toca hacernos dueños e instalarnos en estos nuevos universos personales y colectivos. Toca APLICAR la maestría obtenida. ¡Es hora de demostrar y de hacer más que de decir!

Se abre una ventana de dos meses totalmente impredecibles, pero con fuertes energías entrando en el planeta, o con el planeta adentrándose en una oleada de energías, que van a poner a prueba nuestra capacidad de integración. Por eso: ir ligeros y bien agarrados a tierra.

En este período, nos vamos a encontrar cambiando de actitud ante la vida de manera rápida, definitiva y sin retorno. Ideas, invenciones, soluciones, técnicas que van a aparecer como surgidas de la nada, porque vienen del Vientre, del Gran Vientre del Inconsciente, del Espacio Oscuro, de los lugares no vistos ni tenidos en cuenta.

Todo surge si estamos dispuestos a ver el camino, las respuestas o las personas correctas,ya que todo ello sólo podrá ser visto con los ojos del alma, así que no pretendas recibir señales desde los ojos de la mente, los análisis y los juicios del EGO.

También, se va a amplificar tremendamente nuestra capacidad de ir más allá de los límites. Septiembre es un mes para comenzar fuertemente a atravesar la barrera de frecuencia que nos separa de la verdad sobre nosotros como ciudadanos de la Galaxia, y como Seres Infinitos haciendo una experiencia humana.

Todo el mes nos demanda Rendición, Aceptación, Fluir con lo que hay, Confianza, y Fe. También, conectar con el sentimiento del asombro ante la nueva experiencia de facultades que teníamos dormidas. La intuición, la visión interna, la audición sutil, la percepción de las energías.

El Nodo Norte está ahora a 2 de Libra, conjunto al Súper Centro Galáctico, un punto de absorción, un magneto que es capaz de “comerse” literalmente todo lo que allí le enviemos, produciendo transformaciones instantáneas, deseadas o, a veces, no elegidas por nuestra parte consciente.

Con energías tan intensas generándose desde ya, como tanto por aplicar de nuestro poder creador, accionar el botón de movimiento luego de mucho tiempo inertes, es importante, sobre todo en la calle, no discutir, no tomarse nada personalmente. Las energías son intensas, y una buena parte de la población no sabe todavía cómo integrarlas.

El Gran Avance se produce cuando suspendemos todo juicio acerca de nuestra propia conducta o la de los otros, ésta es una de las manifestaciones de la compasión. Una cosa es evaluar y otra juzgar. Una cosa son espejos, y otros hechos aislados.

Comenzar con la Compasión hacia nosotros mismos, y cuidar con todo amor y detalle el cuerpo físico, el amigo que no nos abandona desde la primera hasta la última respiración.

El Gran Avance tiene que ver con SER  y ser sencillamente  más neutrales, más amorosos y hacer servicio a los demás, sintiendo que la Humanidad entera cambia cuando hacemos servicio a una sola persona que llega a nuestra vida solicitándolo. Recordar los límites. Una cosa es el servicio y otra el abuso que el narcicismo de otros puede querer ejercer sobre nuestro tiempo y energía.

Si notamos que una demanda viene desde el narcicismo, nos retirarnos sin juicio, pero con firmeza. En este caso, se trata de una prueba de Discernimiento, frecuencia virginiana.

Quizás Septiembre sea uno de los meses en que es puesta sobre la mesa nuestra confianza en que hay una fuerza superior, una fuerza amorosa, que lo ordena todo, que nunca lo suelta, latiendo detrás de cualquier movimiento, detrás de cualquier apariencia fabricada por la matrix, o surgida desde lo más profundo.

Así que debemos seguir quitando cosas y energías innecesarias del camino. A partir de ahora, nuestros viajes serán ligeros de equipaje.

BeFunky_imageCAI14SVS

Creo que este este artículo resume muy bien lo que se aproxima este mes, que ya inició y que viene con fuerza.

He podido confirmar la información que he ido recibiendo, con algunos artículos a través de las siguientes páginas o enlaces:

Reporte Astrológico por Alana Messineo/PORTAL DE ALANA.

Sarah Varcas

Awakenings Subscriber

www.astro-awakenings.co.uk

Difusión: El Manantial del Caduceo

SI TE HA GUSTADO NO OLVIDES COMPARTIRLO, DEJAR TUS COMENTARIOS, SUSCRIBIRTE A NUESTRO BLOG Y DAR ME GUSTA <3 <3 <3

Síguenos por:  Facebook, Google + y Twitter 

Copyright © 2014 Alexandra Díaz M. conectandocontuser.com

No le autorizamos cualquier otro derecho sobre este sitio o sobre el material publicado en el. Esto significa que todos los derechos quedan reservados.

En caso de duda Ud, como visitante de nuestro sitio entiende y acepta que: no puede adaptar, editar, cambiar y transformar el contenido publicado y que si va a publicar, re-publicar, distribuir, re-distribuir, realizar cualquier tipo de emisión o re-emisión por medio ondas o cualquier otra tecnología de transmisión, mostrar en lugares públicos o privados mediante el uso de elementos de visión o escucha comunitarios este sitio web o el material publicado en el (con independencia de tipo de archivo o elemento) tendrá que mantener siempre la fuente de origen tal y como ha sido publicado, reseñando claramente a su autor.

Queda entendido que nunca podrá hacer uso personal o comercial del mismo para fines publicitario ajenos a su propietario, en ningún idioma y bajo ningún concepto sin nuestro permiso previo por escrito.

Comments on SEPTIEMBRE !AY SEPTIEMBRE!

  1. Pingback: OCTUBRE IS “HERE” | Conectando con tu Ser

Leave a Reply

¿CONECTAMOS?