¿O enganchados a la misma Glorieta emocional?

¡Como os echaba de menos!

¡Bienvenidos al 2015!, con pack liberen a Willy incluido, es decir: liberando egos, miedos, resistencias, etc., pero a lo bestia!

Porque os aseguro, que este año las excusas ya no cuelan más.

Porque como en los vídeo juegos…¡THE GAME IS OVER!

Todo, absolutamente todo lo que hemos venido trabajando y aprendiendo a lo largo de estos duros e intensos años, tendremos que ponerlo en práctica a pies juntillas (no se admiten excusas, ni devoluciones), con lo que llegó el momento de la acción, es decir, el que se mueve, trasciende, sube, pasa la prueba, avanza, llega a Go y cobra 200 (como en Monopoly) y el que se resiste, pasará los peores momentos de su existencia en un bucle cerrado, sumamente doloroso, discordante, clavado al tiempo y os aseguro, que no merece la pena.

He pasado unas fiestas maravillosamente intensas. He estado en mi cuidad, con mi gente, disfrutando de las cosas y de quienes más quiero en el mundo, con mucha actividad, como los niños chicos sin querer que los días acabaran, pero por otra parte, estuve rodeada de situaciones cargadas de mucha emociones y sentimientos, tanto en lo personal, como con muchas personas a mi alrededor.

De alguna manera fue como si el universo me estuviera mostrando de una forma contundente, todas las clases de situaciones que se están moviendo en este momento en el planeta, lo que nos están obligando a soltar, la manera tan sutil que nos están poniendo para abrirle el candado a los sentimientos, la forma inevitable que nos mueve a transitar por donde evitamos pasar, y es que al final, el entender el trasfondo de cada una de esas situaciones, no es más que una manera clara de poder absorber toda esa información y plasmarlo en letras, para que os llegue, para que se divulgue, para tenerlo de manera CONSCIENTE.

En resumen: nos están haciendo RE-mover las emociones y los sentimientos para enfrentarlos a la mente, para que activemos el SOLTAR y el DISCERNIR.

Y he dicho “activar”, porque se supone que el “aprender” ha sido una lección pasada que al parecer nos negamos a aprobar.

Y tiene todo el sentido del mundo, ya que del 2015 al 2017 nuestro mayor objetivo será activar ese SER que vinimos a ser, y esa misión pasa por activar el Chakra del corazón, para desarrollar el amor incondicional.

Dicho así suena fácil, pero justamente es una de las tareas más complejas del ser: MANIFESTAR AMOR DESDE EL CORAZÓN DE FORMA SANA Y DESINTERESADA.

No hay enseñanza más compleja que la de las relaciones interpersonales, sobre todo las de pareja, que es donde coincidimos con los grandes “maestros” qué nos remueven por dentro (para bien o para mal), y es por eso que hemos visto tanto movimiento doloroso a nivel “pareja” en el 2014 (parejas que se dejan, relaciones toxicas que se hacen aún más tóxicas, enganches emocionales, etc.) y aunque nos cueste aceptarlo, toda relación que implique “toxicidad” y no pueda ser sanada desde la consciencia, esta supuesta a morir por más que nos cojamos a ella como un clavo ardiendo, ya que lo que estaremos experimentando este 2015, son aperturas a un tipo distinto de relaciones interpersonales y de pareja, basadas más en el amor incondicional y patrones más sanos de entendimiento con nuestro propio ser.

Pero este nuevo patrón comienza por saber manifestarnos amor a nosotros mismos.

Es por ello que de vuelta a casa, después de tanto movimiento y actividad en la mente, cuerpo y corazón y ya alejada de tantas distracciones, fue que pude relacionar la gran similitud que existe entre las rotondas y algunos aspectos de nuestra vida.

Pero…¿Que son Rotondas y para que se usan?

La teoría dice que son una construcción vial diseñada para facilitar los cruces de caminos y reducir el peligro de accidentes. La rotonda consiste en una plaza, con una vía circular alrededor, en la que empalman varias vías, obligando a controlar la velocidad de los vehículos que la atraviesen, ya que el radio de la misma les obliga a no superar cierta velocidad y ofrece cierta fluidez al evitar la necesidad de semáforos.

Si hacemos una analogía, la vida es una gran autovía que a veces se hace interminable y aburrida, otras veces, agitada y concurrida, algunas veces con parajes inhóspitos y otras llenas de caminos rutinarios.

Como todo, en la vida hay quien sabe gozar lo que le brinda el día a día, como ese que ama conducir, así como hay algunos que la viven como si condujeran por piloto automático o fueran solos en la autovía.

Lo cierto es que sea agitada nuestra vida o no, por suerte contamos con ciertos periodos en los cuales le bajamos 2 a la vida y entramos en la fase “Glorieta Emocional”.

La fase “Rotonda o Glorieta” emocional, nos la pide el cuerpo para ayudarnos a discernir, a bajar la velocidad y oxigenarnos mientras damos vueltas en círculo para escoger qué camino tomar de nuevo.

El problema es que podemos quedarnos enganchados dando vueltas en un bucle, sin saber escoger la salida (por miedo, pereza, indecisión, comodidad, distracción) y tenemos que considerar, que tanto en la vida como en las Rotondas, no estamos solos y que todo lo que hacemos o decimos tiene consecuencias, tanto para con otros como para con nosotros mismos.

También es común, que una vez que le hemos cogido el gustillo a lo de las Glorietas emocionales, cada dos por tres la usemos como excusa por eso de que: “necesitamos oxigenarnos”, cuando en realidad, lo que hacemos es evadirnos a nosotros mismos.

Es por ello que las Rotondas están llenas de historias inconclusas, de esas que no van ni para adelante ni para atrás, de esas que se quedan atravesadas en la puerta y que hay que sacudir como quien sacude una alfombra, tratando de que las partículas de sentimientos encontrados se las lleve el viento al nunca jamás de los pensamientos.

Pero si bien antes podíamos pasarnos la vida “huyendo”, el tiempo ya se nos agotó. Ya no hay más para experimentar, ni para equivocarnos, ni mucho menos para “huir”, debido a que nos “toca” sacar lo que verdaderamente somos, activar aquello que hemos venido a SER y hacer, y no podremos postergar más el reunirnos con aquellos que nos corresponden, dejar a los que ya han cumplido su misión a nuestro lado, trascender los escombros que aún queden en nosotros y finalmente ver frente a frente a nuestro verdadero yo…!y de eso no se puede HUIR!

Con lo cual ya no es aconsejable entrar despistados a una “Rotonda”, ya que entrar de forma consciente, nos da ese alivio que proporciona el descanso del guerrero, pero como entremos sin estar preparados, se nos puede hacer muy complicado. Tenemos que aprender a ceder el paso, establecer prioridades, a cuando detenernos, a cambiar de carril, es decir, desconectarnos, a saber mirar y elegir la salida adecuada, respetar los carriles ajenos (los procesos de otros), dejar de ser egoístas, aparcar el ego y dominar la mente, para luego coger fuerzas, asentar lo aprendido y seguir adelante.

No podemos seguir conduciendo nuestra vida como si estuviéramos solos en ella, porque hay que recordar que una verdad siempre tiene varios lados y solamente es sana, cuando la compartimos dando oportunidad a la otra parte de exponer la suya. Cuando decimos verdades tratando de huir de las respuestas, tiene el mismo efecto que mentir, porque al final existe una verdad más grande, que es la que está en nuestro interior y si hay algo que es imposible, es seguir huyendo de nosotros mismos.

¡Tenemos que aprender de una vez por todas a ser felices estando vivos, aquí y ahora, en este cuerpo, en esta dimensión…y con todas las consecuencias!

Si no os habéis dado cuenta, así como nos dedicaron unas cuantas lecciones a lo económico para que aprendamos a trabajar la abundancia, ahora nos están poniendo a prueba con las emociones, para ver si finalmente hemos aprendido a querernos, para poder entonces querer a otros.

A mi particularmente me gusta sentir que existo, que cuando me vea al espejo, me mire a través de mi alma, porque me encanto aunque a veces no me guste tanto, porque que me río a carcajadas de esas contagiosas, simplemente porque disfruto del sonido de la risa, porque me cuesta no quitarme los zapatos para pisar el césped cuando acaba de llover, porque me gusta bailar perdiéndome en la música imaginando que nadie me ve, porque me da lo mismo si las navidades son fiestas paganas y si está cargada de historias inventadas para hacernos consumir más, porque me hipnotizan las luces de colores, el ambiente festivo, la alegría que se respira, las ganas de juerga, los regalos y los descuentos de temporadas, las quedadas con colegas y los excesos que nos permitimos “porque al final son las fiestas”. Me gusta caminar en Invierno por mi ciudad aunque la cara se me ponga helada y se me haga añicos la nariz, porque adoro perderme por las callejuelas que al final me llevan a los lugares de siempre con sabor a churros y chocolate, me encanta la sensación de ser yo, de sentirme libre haciendo uso de toda mi esencia, que por nada del mundo y ni por miles de lecciones aprobadas, dejaría de sentir cuando siento, de querer cuando quiero, de apostar cuando creo, ni de fluir cuando me lleva el viento, porque es la única forma que conozco de querer y de ser, y si de esto resultan mil equivocaciones, prefiero reprobar la vida, a tener que acumular sentimientos de sepulcro que puede que jamás sean desenterrados, porque hay momentos que nunca vuelven y puede que algunos se mueran en las ganas…y yo de ganas no me muero!

A veces es mejor llegar tarde. que no llegar y no porque se diga la verdad, nos hemos salvado en culpas.

En alguna parte leí: “la cabeza no oye nada hasta que el corazón escucha, y que lo que el corazón sabe hoy, la cabeza lo comprenderá mañana”, y nada es más cierto que eso.

¿Merece la pena entonces ser tan mentales? ¿Hasta cuándo pasar la vida de Rotonda en Rotonda? ¿Que ganamos si seguimos resistiendo? ¿Merece la pena hacer que no sentimos aunque perdamos una oportunidad que nos pertenece, que enfrentar el amor a pesar del miedo a sufrir? ¿Podemos seguir jugando a que tenemos todo controlado y que están claras las lecciones, aun cuando seguimos arrastrando la vieja manía de idealizarlo todo y dar sin miramientos albergue a una ilusión inventada? ¿Podemos seguir la vida como si no pasara nada, soldando una relación que no nos llevará a ninguna parte, pero que sigue flotando en bases de aire y de palabras que jamás se gritan? ¿Cuánto tiempo más podemos vivir sumergidos en el miedo, en la mentira, en el control, en los celos, en la vergüenza, en la ilusión, en la mente, en el EGO, huyendo, no llorando, no soltando…NO SIENDO NOSOTROS MISMOS?

Tenemos que entender de una vez por todas, que mientras más mentales seamos, más nos resistiremos al cambio y a trascender nuestras sombras, porque justamente en la mente es donde se encuentra nuestro pequeño dictador (EL EGO), haciendo de las suyas y buscando explicaciones que encajen a la perfección con nuestro incoherente actuar, y ya sabéis muy bien vosotros, ¡lo que supone vivir en INCOHERENCIA!

La energía en Enero expandirá nuestra percepción y recargará nuestro campo energético. Estamos (lo creamos o no), en la fase final de una gran liberación, que sirve para liberar todo aquello que ya no nos sirve.

Con las energías que se están manifestando, hará que nos encontremos enfrentados con oportunidades que despejarán los remanentes de residuos del pasado, obligándonos a liberar lo que nos limita o disminuye nuestra energía en cualquier forma.  A estas sensaciones es a lo que debemos estar atentos para poder gestionarlas de la mejor manera sin caer de nuevo en viejas estructuras.

Para algunos este puede ser el final de una relación que ya no cumple su objetivo. Para otros pudiese significar una purga de viejos patrones mentales y emocionales, para muchos, cambios radicales de vida, hábitos, trabajo e incluso, hasta cambios de residencia.

Lo que sea que estéis inclinados a liberar, os sacará de vuestra zona de confort para revisar y reflexionar respecto a vuestra realidad actual, para descubrir nuevas formas de vivir y que sirvan al crecimiento de vuestra Alma. Esto puede ser incluso muy enriquecedor o sumamente traumático, dependiendo del nivel de resistencia que pongamos a este inevitable proceso.

Esto nos llevará a un nuevo espacio, a nuevas oportunidades para fundir nuestro entendimiento con nuestro poder creador y el proceso mediante el cual somos capaces de manifestar todo en la vida.

El camino que hemos transitado hasta ahora no ha sido fácil.

Seguir el sendero de nuestro corazón exige un alto nivel de consciencia, fortaleza y coraje. Requiere que vayamos más allá de las limitaciones del temor y de los miedos, para que podamos abrir nuestro corazón, liberar nuestra Alma, unir todos nuestros yoes y vincularlos conscientemente con nuestro Espíritu.

Según hayamos trascendido cosas del pasado, es que este 2015 promete ser un año muy diferente, un año donde se pueden actualizar plenamente los frutos de nuestro crecimiento. Es por eso que yo lo llamo el año de la ACCIÓN.

La intuición jugará un papel fundamental durante este proceso, lo cual es lógico si hablamos que debemos conectarnos con nosotros mismos, apartar la mente  y abrir el corazón, y es justo allí donde se gesta el instinto, la intuición, la verdadera guía. Así que será ella la que nos permitirá actuar en la creación y manifestación del cambio y los nuevos comienzos necesarios para seguir avanzando. Para poder utilizar plenamente esta energía, debemos acelerar el paso y avanzar sabiendo que somos guiados, apoyados y amados divinamente tanto por nuestro SER Superior, como por nuestros guías.

Es por esto que veremos caer máscaras en este 2015, descubriremos mentiras, ya no seremos objeto de manipulaciones y descubriremos una parte de nosotros con una gran fuente de poder que desconocíamos hasta ahora.

En este año es vital que escuchemos la guía intuitiva que recibimos todos y que actuemos en consecuencia. Tenemos que estar abiertos a abrazar lo nuevo, a reconocernos por dentro y a darnos el valor que tenemos. Nuestra misión será reconectarnos con nuestro destino personal.

Ahora es el momento para comprometernos de una manera contundente con nosotros mismos, permitiéndonos ser y actuar plenamente en la creación de la vida que merecemos y a lo que estamos destinados a SER.

Tenemos que ser conscientes de nuestras intenciones, de nuestros sueños y de mantener nuestro enfoque en nuestra percepción, en nuestros sentidos, en nuestras emociones,  permitiendo que nuestro corazón nos guíe.

Es hora de dejar salir la fuente abundante de energía e inspiración que todos tenemos dentro.

No olvidemos que lo que hemos vivido hasta ahora en este “vehículo terrenal” llamado cuerpo, ha contenido las bajas frecuencias de nuestra conciencia, así como vastas cantidades de emociones basadas en el temor que se nos han sembrado desde que el mundo es mundo.

Y biológicamente hablando, estas emociones son las que han bajado nuestra conciencia a la frecuencia de la supervivencia, que es la que hasta ahora conocemos.

Cuando se “activa” el modo de “Supervivencia”, nos rebosamos de adrenalina, lo cual baja todavía más nuestra conciencia e instintivamente es lo que nos hace luchar o desear escapar, y ambas conductas no dejan de ser “Resistencias”.

Por consiguiente, esto no es consistente con el  amor incondicional que deberíamos tener innato, sino una anomalía de ese “temor” al que estamos acostumbradas y que tenemos que vencer.

Es por eso que siempre os digo que debemos enfocar nuestra atención no en el luchar contra la oscuridad, ni escapar de ella, sino en integrarla a nosotros para trascenderla y este año, la meta será centrarnos en la felicidad que fluye producto del amor incondicional.

Nuestros pensamientos provienen de nuestra mente, pero las emociones surgen de nuestro cuerpo, por lo tanto son biológicas. Estamos acostumbramos a decir que las emociones no pueden ser controladas, lo cual es muy cierto cuando experimentamos una conciencia basada en el temor.

Sin embargo, una vez que aprendamos a enviar amor incondicional a cada reto y/o situación retadora, nos volveremos maestros de nuestras emociones y como Maestros que en realidad somos, estamos en la absoluta capacidad de controlar nuestras emociones, porque controlamos nuestro  estado de conciencia.

Nuestro estado de conciencia es lo que determina cómo elegimos percibir nuestra realidad. Cuando estamos en un estado de conciencia más bajo, el temor impregna con facilidad nuestros pensamientos, creando aún más temor, cuando en realidad la solución se encuentra en el  AMOR INCONDICIONAL.

Os dejo esta reflexión:

“Dar amor no agota al amor, por el contrario, lo aumenta. La manera de devolver tanto amor, es abrir el corazón y dejarse amar” EL PRINCIPITO.

También os dejo este regalo: es una canción original de Pedro Sosa y versionada por Melendi, con un toque de rumba que es puro sentimiento y una letra preciosa…!así que a sentirla!

NO OLVIDÉIS DAR ME GUSTA, SUSCRIBIROS AL BLOG Y COMPARTILO <3 <3 <3

Síguenos a través de nuestro perfil de Facebook: https://www.facebook.com/conectandocontuser5d

Cambiar_Mi_Vida

 

Copyright © 2014 Alexandra Díaz M. conectandocontuser.com

No le autorizamos cualquier otro derecho sobre este sitio o sobre el material publicado en el. Esto significa que todos los derechos quedan reservados.

En caso de duda Ud, como visitante de nuestro sitio entiende y acepta que: no puede adaptar, editar, cambiar y transformar el contenido publicado y que si va a publicar, re-publicar, distribuir, re-distribuir, realizar cualquier tipo de emisión o re-emisión por medio ondas o cualquier otra tecnología de transmisión, mostrar en lugares públicos o privados mediante el uso de elementos de visión o escucha comunitarios este sitio web o el material publicado en el (con independencia de tipo de archivo o elemento) tendrá que mantener siempre la fuente de origen tal y como ha sido publicado, reseñando claramente a su autor.

Queda entendido que nunca podrá hacer uso personal o comercial del mismo para fines publicitario ajenos a su propietario, en ningún idioma y bajo ningún concepto sin nuestro permiso previo por escrito.

 

Comments on DE ROTONDA EN ROTONDA…

  1. This is very attention-grabbing, You are an overly professional blogger. I have joined your rss feed and stay up for in search of more of your wonderful post. Also, I’ve shared your website in my social networks|

  2. Pingback: RESET BUTTON | Conectando con tu Ser

  3. Pingback: RESET BUTTON » Yo Evoluciono

Leave a Reply

¿CONECTAMOS?