Is loading…

El tiempo, ¡divino tesoro!

A algunos les sobra, a casi todos les falta y la inmensa mayoría es esclava de él.

¿Qué podríamos tener en esta vida más valioso que el tiempo?

Es tanto el valor que le damos, que de seguro os sonará aquella frase que dice: “el tiempo es Oro”, y sin lugar a duda, tiene mucho de cierto.

Pero…¿Qué es el tiempo?

El tiempo es una magnitud física con la que medimos la duración o separación de acontecimientos.

El tiempo permite ordenar los sucesos en secuencias, estableciendo un pasado, un futuro y un tercer conjunto de eventos ni pasados ni futuros respecto a otro. En mecánica esta tercera clase se llama “presente” y está formada por eventos simultáneos.

El tiempo es secuencial solamente donde existe el espacio y donde hay formas y su interacción dinámica. En este caso específico, estamos hablando acerca de nuestro plano material tridimensional. Fuera del mundo de las formas, el “flujo” del tiempo – como una secuencia cronológica – no tiene sentido, y existe en concordancia con diferentes dinámicas y significados.

Y si hay una regla fundamental que entendí hace mucho tiempo con respecto al “Tiempo”, es que existe de la manera que lo conocemos (pasado, presente, futuro y agobio-time) sólo en esta dimensión de frecuencia llamada Tercera Dimensión (3D).

Lamentablemente, a lo que yo le llamo el “agobio time”, es justo lo que todos hemos pasado alguna vez y de lo que muchos aun padecen, que es esa sensación de que “todo es urgente”, de que no alcanzan 24 horas del día para hacer todo lo que tenemos que hacer y encima, durmiendo cada vez menos.

Si supierais los efectos negativos que tiene este “pseudo” sistema de reloj interno que muchos tenéis, os animaríais a ver el tiempo de la forma que realmente es y no como la tenemos pre-concebida.

Para lograr el control de nuestro tiempo, debemos entender algunos principios:

El universo está compuesto por muchos planos de existencia, eco-mundos y realidades paralelas que existen también en otras dimensiones.

Con el nacimiento de la Física Cuántica, la física moderna comienza a comprender la infinidad de relaciones entre las formas, espacio y tiempo, en donde las causas y efectos no siguen solamente una sola dirección o una secuencia concordando con nuestro sentido común.

Básicamente desde mi percepción, el tiempo existe desde dos diferentes puntos de vista:

  1. Lineal (que es el que comúnmente conocemos)
  2. Simultánea (La Mutidimensionalidad).

La segunda concepción del tiempo está basada en un punto de observación fuera-de-tiempo (fuera del mundo material de formas y fuera del tiempo mismo). Desde esta posición podríamos observar todo desde un aspecto mucho más amplio y genérico.

Desde esta polaridad, el pasado y el futuro no existen, sólo el presente.

Cada acontecimiento está en tiempo presente y todos los acontecimientos son simultáneos. Están allí afuera, definiendo una especie de geografía temporal. Todo el universo, todas las posibilidades de manifestación de las formas y todos los acontecimientos están presentes en lo que se conoce como “el mar del tiempo”.

Mientras más conscientes somos, mayor es el número de posibilidades o realidades que podemos crear, y materializaremos aquella que esté en mayor sintonía con nuestro nivel de consciencia, o lo que es lo mismo,  nos alinearemos con ese fractal de tiempo.

Dicho de una forma más simple, tenemos que tener presente que cada aspecto de la realidad, está definido y literalmente “toma forma”, de acuerdo con la naturaleza del observador (que somos nosotros).

El ser humano es el centro, el espejo, el reflejo y la única medida posible de su realidad, por eso es tan complejo entender el tiempo desde una mente racional.

Según lo que tenemos preconcebido, la idea del pasado y del futuro colocados en un plano mono-direccional de existencia prevalece, pero la realidad es que hay solamente un eterno presente, en el cual pueden escurrirse infinitas secuencias posibles.

De ahí las frases del “Aquí y Ahora” o de vivir solo en el “Hoy”.

Si esto es así (y yo creo firmemente en ello), tanto el pasado como el futuro, son limitados en su esencia, ya que el pasado ya paso y aunque si existen herramientas para alterar las consecuencias de nuestros actos pasados, los sucesos vividos no volverán y el futuro depende siempre de lo que hagamos en el tiempo “presente”.

Esta idea fue lo que en un inicio me hizo pensar profundamente en el tiempo y la forma en la que lo gestionamos, ya que alguna vez, al igual que la mayoría de las persona, vivía siempre atada al “Agobio time” hasta que me di cuenta que perdía lo mejor de mi vida, que es y será siempre “MI HOY”.

Lo que no vivas, no sientas ni hagas hoy, no sólo alterará el resultado de lo que se esté por manifestar, sino que jamás volverás a repetirlo.

Por diversas razones, nos han ha hipnotizado para creer que estamos limitados a un solo carril de tiempo (leer artículos anteriores donde hablamos de Distracciones y Sistemas de Control-Pastilla roja o Azul). Nuestra constante búsqueda de controlarlo todo (sobre todo el tiempo), nos mantiene inertes y abstraídos de lo que es verdaderamente importante en nuestro día a día que es VIVIR.

La mayoría de las veces vivimos angustiados por cosas que ni siquiera han ocurrido, tales como: Lo que tenemos que pagar, si nos echarán o no del trabajo, por todas las facturas que están por pasar al banco, si se dan o no las cosas con la persona que nos gusta, si nos aprobaran el crédito para iniciar un proyecto, el cómo saldremos de una situación negativa, nos obsesionamos por ser cada vez más importantes o tener más dinero, a cambio de invertir largas horas de trabajo conectados a miles de redes sociales o dispositivos móviles como si fuéramos androides, y todo lo anterior es cualquier cosa, menos vivir, pero es a eso a lo que estamos acostumbrados.

Cuando aumentan los sucesos caóticos, hay una convergencia de múltiples carriles de tiempo, así como infinitos caminos a tomar.

Nuestro planeta ha entrado en un Nodo “Caótico” como parte de su proceso evolutivo y está experimentando niveles de caos siempre en aumento, por lo tanto se manifiestan también aumentos en los “nodos de tiempo”.

Estos son como “trampolines” que ofrecen grandes posibilidades para una evolución acelerada si se comprende cómo utilizarlos.

A causa de la naturaleza volátil de los sucesos en nuestro planeta, están surgiendo múltiples nodos de tiempo. Entender esto racionalmente puede ser incluso desproporcionado, pero si dejamos de lado la mente inquisidora, integrar a nuestro consciente estos nuevos conceptos pueden ser de mucha utilidad para aquellos que nos sentimos identificados con en el proceso de ascensión y que al final lo que queremos tener es una vida más simple y feliz.

Sigamos entendiendo conceptos…

La tierra ha sido empujada a una completa transformación. La forma de esta transformación tiene múltiples expresiones, y somos nosotros – Como un todo – los que afectaremos los resultados en mayor o menor grado según el nivel de consciencia que logremos alcanzar, “RE-conectándonos” con lo que hemos venido a ser.

Algunos de estos resultados, de estas posibilidades, podrían ser aquellas  profecías de destrucción planetaria y purificación (pero prefiero no centrarme en esas posibilidades). Otros carriles de tiempo o expresiones podrían ser completamente diferentes, ya que un cambio repentino e inesperado en la consciencia humana podría poner en jaque a “la Élite” que maneja el Sistema de Control que han afectado tan negativamente nuestro destino hasta ahora.

¿Recordáis a Neo y a su panda cada vez que establecían conexiones a través de llamadas de telefónicas, saltando de un fractal de tiempo a otro? Para entender este concepto de una forma más clara, os invitaría a ver de nuevo la película Matrix, que magistralmente nos invita a reflexionar al respecto.

Lo cierto es que tenemos dentro de nuestro “Chip evolutivo”, la capacidad para cambiar de línea de tiempo y probabilidades hasta último momento en cualquier suceso, ya sea personal o colectivo. Por eso siempre hago énfasis en nuestro poder creador.

De alguna manera, el destino “Colectivamente” hablando, es la sumatoria de elecciones individuales que hacemos como personas que se encuentran alineadas a una misma frecuencia vibratoria. Es por eso que cuando nos elevamos, de alguna manera también nos alejamos de personas que tienen una frecuencia más baja y con la que “Colectivamente” no podemos seguir encajando en un mismo fractal de tiempo. A este conjunto de fuerzas también se involucran patrones cósmicos de energía e intencionalidad desde regiones del cosmos más allá de nuestro sistema solar local, y que también forman parte de la matriz cósmica compleja que es este universo.

Pero muchos aún están dormidos, y hay “Intrusos” al timón de este enorme barco llamado “humanidad”, a quienes hace mucho tiempo hemos cedido el control de nuestras vidas (leeros los artículos de Illuminati).

Por suerte, cada día somos más los que hemos decidido dar el salto, aunque algunos, medio dormidos todavía, trastabillan en la cubierta mientras ven la tormenta tempestuosa de su mundo que cambia ante sus ojos y sin saber por qué.

Una vez que llegué a entender esto, fue cuando comencé a interesarme en cómo usar el tiempo a mi favor, obteniendo lo mejor de él, no dejando que me dominara, saltar desde una línea de tiempo desastrosa, desde un resultado que no quieres, hacia algo más benevolente, favorable a la vida y más pleno.

Para este propósito, ya poseemos dos de los más grandes tesoros de nuestra  propia naturaleza: nuestra voluntad soberana (el poder elegir) y nuestra capacidad de sentir.

Debemos enfocarnos en hacer elecciones coherentes con la nueva línea de tiempo y perseverando en esto sin que os importe la información racional que recibamos mentalmente en el proceso.

La perseverancia es importante, porque nuestra línea de tiempo actual, es una acumulación de nuestras creencias e intenciones. Según sea la fuerza de estas creencias e intenciones, puede que tengamos que acumular una vasta cantidad de energía para sobreponernos al patrón establecido en nuestra vida, es decir, nuestras propias resistencias y limitaciones.

Para algunos esta es una idea revolucionaria, pero no deja de ser la verdad sobre nuestra naturaleza original. Somos seres creadores y merece la pena no sólo tenerlo presente, sino ir recobrando es memoria dormida.

Pero…¿Qué tiene que ver el manejo del tiempo con el proceso que vivimos Ahora (Ascensión)?

¡Tiene que ver y mucho!

El proceso de ascensión involucra energizar nuestro segundo cuerpo y elevar nuestra vibración para que emita más luz, y éste se vaya sumando a otros que emanen más luz y así sucesivamente. Hay muchas formas de elevar la vibración. La mayoría de nuestras tradiciones espirituales existentes tienen métodos propios para elevar nuestra vibración, pero por desgracia, muchas están también minadas de dogmas, tabúes y de patrones de interferencia a partir de formas de pensamiento colocadas allí por quienes no quieren y nunca quisieron nuestra libertad, sino que se benefician manteniéndonos controlados y dormidos.

Así que algunas de las manifestaciones espirituales existentes, más los nuevos movimientos que se han ido creando (Gurúes, Profetas, Toques e iniciaciones, Chamanismos y Ayahuasca mercantilista, etc), están cada vez más contaminadas y lo único que pretenden lograr (especialmente las religiones), es confundirnos e irnos creando trampas insidiosas. Pero como sabéis, tenemos libre albedrío y parte de nuestro trabajo para lograr la maestría, es usar nuestro discernimiento y aprender a leer entre líneas, ver donde están verdaderamente ocultas las mentiras. Como siempre os digo, muchas veces lo malo no es tan malo, ni lo bueno es tan bueno. Así que siempre será vuestra responsabilidad, separar la verdad de la falsedad y lamentablemente, esta tarea sólo se puede emprender individualmente, porque es uno de los requisitos del proceso. El objetivo siempre será volvernos maestros de la verdad, aprender a discernir, no ser esclavos de ningún dogma y creer en nuestra propia divinidad.

Cuando tenemos un deseo y lo generamos en nuestra mente, ya lo hemos creado de alguna manera, por lo tanto, según la frecuencia de energía con la que generemos ese pensamiento y estemos convencidos de ello, llámalo fuerza interior o fe, de esa misma manera, proyectaremos y lo haremos realidad. Así que sin darnos cuenta, hemos creado una línea de tiempo.

Siempre es importante fijarse en el campo vibracional para que no haya altibajos y mensajes confusos que no se acoplen a esa línea de tiempo y conecte con nuestro poder creador, es decir, tenemos que pensar, sentir y hablar coherentemente. Sólo porque has elegido crear una nueva línea de tiempo y has entrado en un estado vibracional que concuerda con ella, no garantiza que esa línea de tiempo se vaya a manifestar o continuar. Debéis fijar el campo vibracional en su lugar, porque esto es lo sostiene su acceso a la nueva línea de tiempo.

Los primeros dos pasos involucran tu voluntad. Eliges una línea de tiempo que quieres experimentar. Eliges un estado vibracional que concuerda con ella. Y en el tercer paso – fijar el estado vibracional – es usar el segundo tesoro de nuestra naturaleza: nuestra capacidad de sentir.

Al sentir el estado vibracional en el que deseamos estar, lo amplificamos y lo fortalecemos. Y si también incluimos un estado emocional elevado como el aprecio o la gratitud para esa realidad vibracional, aceleraremos su nacimiento.

Este simple acto de apreciar, de sentir gratitud hacia esta nueva línea de tiempo, cataliza su realidad en formas que asombran a la mente. El próximo paso requiere otra vez de “la voluntad soberana”. Debemos perseverar, sostener la visión de la nueva línea de tiempo y el estado vibracional, no importa qué te puedan decir tus sentidos o cuanto tarde esto en manifestarse. Este es el lugar del camino donde fallamos muchas veces todos.

Manifestar una nueva línea de tiempo en tu realidad tridimensional requiere energía acumulada. Si persistes en sostener la visión de la nueva línea de tiempo con el campo vibracional (o el sentimiento del mismo), junto con la gratitud por que ella ya exista, acumularás energía. Aquí la tarea es ser fiel a tu visión mientras prestas atención a lo que te está mostrando tu realidad presente, es decir, los post-its o las pistas. No tiene nada que ver con “simular o hacer que lo creemos”. Tiene que ver con enfrentar la realidad como se te presenta mientras simultáneamente sostienes la visión más elevada, con fuerza, desde el corazón. En otras palabras, te manejas con la realidad de tu vida mientras sostienes la visión de una vida diferente. Este es el arte y el gran secreto.

Ahora regresemos a la línea de tiempo colectiva.

Los nodos de tiempo son puntos de cruce donde convergen múltiples líneas de tiempo y todos podemos saltar de una a otra si comprendemos cómo se hace. He explicado el principio básico según se aplica a las líneas de tiempo individuales. Ahora, abordamos cómo puedes saltar a una línea de tiempo diferente de la de cualquier colectivo o conjunto.

Puede parecer paradójico, pero es muy posible vivir en una línea de tiempo aparte, teniendo una experiencia de vida distinta de los que te rodean.

Digámoslo de otra forma. Es posible vivir en el cielo mientras otros viven en el tormento, y eso os lo puedo asegurar, porque mi vida a pesar de que pueda tener sus más o sus menos, en mi vida no existe la crisis, no me rodea ni la envidia, ni la maldad y por supuesto, no sé lo que es estar enferma ni de catarro.

Pero así no es solamente mi vida, es la vida de las personas que me rodean (sean los que ya estaban o los que acaban de llegar), incluso aquellas personas a las que atiendo en mis sesiones, acaban convirtiendo sus vidas en un poco más de lo mismo. Sin embargo, no dejo de pertenecer a un país, a una Comunidad, a un barrio y a otro tipo de entorno que aunque no sea cercano, no deja de estar allí, pero con una realidad opuesta a la mía. En los niveles de consciencia más profundos, es simplemente una cuestión de elección, ahí se encuentra la diferencia.

A medida que los eventos caóticos en el mundo aumenten, vuestros poderes de intuición serán más importantes que nunca antes. Sin saber cómo lo sabéis, de repente sabéis qué hacer en una determinada situación.

Así es como funciona la intuición. En esos momentos de intuición es que estáis en un punto de cruce (en un nodo de tiempo), en el que podéis saltar a un carril diferente de tiempo y a un resultado diferente. Este aumento de receptividad intuitiva es como el sello de calidad de la ascensión personal, o movimiento hacia arriba de la consciencia. Una intuición más desarrollada tiene ventajas obvias para el crecimiento y la supervivencia física, mental y espiritual.

Las Líneas de Tiempo y la Alteración de las Probabilidades (Multidimensionalidad).

Como os he dicho otras veces, existimos simultáneamente en múltiples líneas de tiempo y probabilidades. Una de las líneas de tiempo que todos estamos viviendo en este momento, es el cumplimiento de las profecías de ruina y destrucción planetaria. Es una línea de tiempo muy real. Pero ésta es sólo una de las líneas de tiempo posibles y estamos en un punto de convergencia, un nodo de tiempo, en el que es posible saltar  las probabilidades de la ruina terminal hacia un nuevo tipo de Tierra y un nuevo orden de existencia.

Pero todo requiere de disciplina, esfuerzo, discernimiento y persistencia. Nuestra capacidad humana está siempre muy dispuesta para el auto-engaño o para tener “pensamientos mágicos y simplistas”, que son los que siempre nos juegan malas pasadas. Ya que el pensamiento mágico es un desorden del pensamiento por el cual la persona cree que con sólo pensar algo, eso se hará realidad o puede manifestarse sin ningún esfuerzo de su parte y evidentemente no es así. Es por eso que siempre os digo: ”Crecer Duele”.

¿Cómo procesar nuevos conceptos, mientras luchamos con la sutil esclavitud del apego al “Tiempo”?

Cuando pensé en escribir este artículo, lo hice pensando en tanta gente que me recuerda al Conejo Blanco de Alicia en el país de las maravillas.  Puede que algunas frases os resulten sin sentido, aunque si lo analizáis bien, todas tienen un significado muy profundo, y es que Lewis Carroll escribió su obra más conocida con mucho detenimiento.

Analicemos estas frases relacionadas con el tiempo:

– “Si conocieras el tiempo tan bien como yo, no hablarías de perderlo”.

– “Sabía quién era esta mañana, pero he cambiado varias veces desde entonces”.

– “No tiene utilidad volver a ayer, porque entonces era una persona distinta”.

– “¡Con razón se te ha hecho tarde!¡Este reloj tiene dos días de atraso!”

– “Caballeros, la única manera de lograr lo imposible es convencerse de que es posible. (Padre de Alicia)”

– “Alicia: Cuándo el tiempo es para siempre?, Conejo Blanco: A veces sólo un segundo”

– “Alicia: Dime gato, Cuál es el camino correcto? Gato: A dónde te diriges?, Alicia: no lo sé, Gato: Si no sabes a donde vas, poco importa el camino que tomes”

¿A que tienen muchísimo sentido?

Por muchos años de mi vida regale una de las cosas más valiosas de mi vida a otros: MI TIEMPO, para cumplir con: el trabajo, obligaciones, compromisos, proyectos, metas, actividades, y un largo etc.

Fue cuando sufrí una muy peligrosa y fuerte caída esquiando, que me obligué (realmente los médicos, jejeje) a permanecer en cama, desconectada de todo aquello que yo consideraba “importante” y me di cuenta, que aun así podía respirar, vivir, comer e incluso, el mundo podía seguir su ritmo desenfrenado sin mí.

Ahí fue que me di cuenta que no era un tema de “tiempo”, sino de mis propias carencias y antiguas estructuras basadas en viejos paradigmas, lo que me mantenía allí.

Fue entonces cuando una gran desgracia, pasó a convertirse para mí en un gran regalo. Esto vino acompañado de otra cantidad de sucesos, pero el tema de tiempo fue para mí sin duda, un gran descubrimiento. Entender que no todo es “urgente y para ya”, que las manijas de reloj apenas se mueven si voy con tranquilidad al cuarto de baño y luego me dispongo a responder algún mensaje del móvil, que no hace ninguna diferencia estar alterada en el coche cuando hay atasco, porque haga lo que haga, se tardará lo que se tenga que tardar, que echarme una siesta de 20 minutos  para reponer fuerzas, no cambia mi vida, ni evita la guerra del Golfo, que existe un sinfín de cosas que pueden esperar y que me podía tomar mi café de la mañana disfrutándolo sin estar estresada mirando el reloj, que apenas se había movido milésimas de segundos.

Fue ahí, justo ahí, cuando me di cuenta que el tiempo es mental, que todo está en mi mente, que puedo muchas veces jugar con él y hacerlo trabajar a mi favor, que no tengo porque entrar desesperada en el vagón del metro a ver si hay donde sentarse, porque si hay un asiento para mí, estará esperando por mí, así el vagón esté petado.

¡SIMPLEMENTE PORQUE ASI FUNCIONA!

Desde entonces no uso reloj, no soy esclava de la hora a pesar de que soy muy puntual, de las 24 horas del día, aprovecho todas, incluyendo los espacios para MI, no pienso en el mañana, o por lo menos no de la manera agobiante que lo solía hacer antes, porque mi atención siempre está centrada en el HOY.

Aprendí a resolver las cosas que están en mis manos hoy, lo que no tenga que ser resuelto hoy, no me interesa y lo que no está en mis manos, me interesa mucho menos.

Comparto mi tiempo de una manera espléndida y sin aspavientos con todos los que me rodean, pero lo guardo con mucho recelo, de aquellos que se jactan de no tener tiempo y estar muy ocupados.

También aprendí, que en esas circunstancias no me agrada compartir algo que para mí es tan valioso, porque compartir tiempo con otros, es en sí mismo, un acto de amor y de bondad, y si te niegas a ti mismo el dar y el recibir algo tan valioso como el “Tiempo”, habla mucho no sólo de tus carencias, sino de lo poco que te valoras a ti mismo.

No tener nunca tiempo es una alarma incandescente que habla de nuestra incapacidad para tolerar los grandes vacíos de nuestra vida, es el mecanismo de defensa que nos “inventamos” para hacernos creer que todo está bien y no enfrentarnos a nuestros propios monstruos, y por último, es un gran testimonio de lo difícil que es para nosotros “el querer” en toda la extensión de la palabra.

Querer a alguien, supone darle un espacio en el tiempo sin miramientos, “en nuestro tiempo” y querernos a nosotros mismos, es darnos la prioridad de disfrutar de todo aquello que queremos y nos hace sentir felices, sin ser egoístas con nosotros mismos.

Este es quizá uno de los temas más complejos que jamás haya escrito, y es que sin duda, tiene muchos detalles a considerar y no hacerlo tan espeso, no fue para nada fácil.

Pero es importante que aprendamos a gestionar no solo el tiempo de nuestra vida diaria, lo cual os puedo asegurar que es muy fácil si centramos nuestra atención sólo en lo verdaderamente importante y en el HOY, pero sí que es verdad que es mucho más complejo, manejar las líneas del tiempo, acercarnos a los distintos fractales de realidades y manifestar lo que queremos allí.

Pero si bien eso requiere de mucha más práctica y disciplina que el manejo del tiempo en nuestra vida diaria, también es infinitamente cierto, que podemos llegar a crear y controlar nuestras distintas probabilidades en los distintos fractales de realidad, aun en esta dimensión. Os lo puedo asegurar.

NO quisiera cerrar este artículo sin recordaros que siempre os hablo desde mi experiencia y de los hechos vividos por las personas cercanas a mí. Puede que este sea un tema un poco controversial y complejo de entender, pero sólo os pido que lo tengáis presente, ya que aprender a manejarlo, encierra muchas claves no solamente para nuestro proceso de ascensión, sino también de nuestro despertar de la consciencia, que en este momento es fundamental para enfrentar los procesos de cambio de la humanidad y del cual TODOS somos protagonistas.

¡Todos somos UNO y no olvidéis que NUESTRO mañana, será siempre nuestro HOY!

Os dejo estas fabulosas reflexiones de estos grandes sabios:

“El tiempo es la divisa de tu vida. Es la única divisa que tienes, y solo tú puedes determinar cómo será gastada. Se cuidadoso y no permitas que otras personas la gasten por ti.”

-Carl Sandburg (1878-1967)

“Pitágoras, cuando era preguntado sobre que era el tiempo, respondía que era el alma de este mundo.”

-Plutarco (46-120)

“Cinco minutos bastan para soñar toda una vida, así de relativo es el tiempo.”

-Mario Benedetti (1920-2009)

“No tengo tiempo para tener prisa.”

-John Wesley (1703-1791)

“El tiempo es la imagen de la eternidad en movimiento.”

-Platón (427-347 a.C.)

Esta página me ha resultado muy interesante, sobretodo lo que tiene en música: http://tomkenyon.com/

Si te ha gustado el artículo, no te olvides de suscribirte, compartir, comentar y dar me gusta <3 <3 <3

Síguenos en nuestra página de Facebook: https://www.facebook.com/conectandocontuser5d

Cambiar_Mi_Vida

 

Copyright © 2014 Alexandra Díaz M. conectandocontuser.com

No le autorizamos cualquier otro derecho sobre este sitio o sobre el material publicado en el. Esto significa que todos los derechos quedan reservados.

En caso de duda Ud, como visitante de nuestro sitio entiende y acepta que: no puede adaptar, editar, cambiar y transformar el contenido publicado y que si va a publicar, re-publicar, distribuir, re-distribuir, realizar cualquier tipo de emisión o re-emisión por medio ondas o cualquier otra tecnología de transmisión, mostrar en lugares públicos o privados mediante el uso de elementos de visión o escucha comunitarios este sitio web o el material publicado en el (con independencia de tipo de archivo o elemento) tendrá que mantener siempre la fuente de origen tal y como ha sido publicado, reseñando claramente a su autor.

Queda entendido que nunca podrá hacer uso personal o comercial del mismo para fines publicitario ajenos a su propietario, en ningún idioma y bajo ningún concepto sin nuestro permiso previo por escrito.

 

Comments on ACTUALIZANDO EL SOFTWARE: A TIEMPO PRESENTE

  1. Este artículo me cae al pelo. Acabo de tomar una decisión que estaba postergando y mi razonamiento fue basado en el tiempo y en lo que realmente me hace feliz. Es así, cuando te encuentras en este camino del despertar de la consciencia, el tiempo de ser feliz es el más importante de todos, ya que ese tiempo es el ahora. Mil gracias por ayudarnos a reafirmarnos y acercarnos más a lo que Realmente Queremos Ser.

    1. Muchas gracias Gonzalo!
      Tus comentarios son siempre tan acertados, positivos y tan útiles a muchos que puedan estar leyendo y sentirse identificados con tu situación.
      Así que gracias por compartirlos!
      Eres un gran ejemplo de perseverancia y del deber ser cuando queremos cambiar para ser cada día mejores, pero sobretodo, felices!
      Un abrazo! <3 <3 <3

Leave a Reply

¿CONECTAMOS?