Alimentación Alcalina, prevención de enfermedades y aumento del cambio vibratorio.

Luego de pasar por procesos de cambios importantes en mi vida, me vi obligada a reajustar mi presupuesto para mi compra mensual, debido a las limitaciones económicas que tenía en ese momento.

Siempre he tratado de comer sano, pero teniendo un presupuesto tan ajustado, es poco lo que yo podía hacer para alimentarme bien (o por lo menos eso era lo que yo pensaba en ese momento), así que el resultado de todo esto, fue que comencé a enfermar cada vez más por cualquier tontería (desde un catarro, hasta un bulto enorme en mi pecho izquierdo), la sensación que yo tenía en ese momento, es que tenía un cuerpo que ya había caducado, fue como abrir una caja de Pandora y darme cuenta que no existía ni un sólo órgano de mi cuerpo que funcionara bien y como no podía ser de otra manera, esto venía acompañado de ansiedad, depresión y angustias.

Fue como entrar en un bucle donde todo se veía negro y del que era muy complicado salir. Viví sin duda alguna, la parte más oscura de mi alma.

Una vez iniciado mi proceso de RE-CONEXIÓN, me di cuenta que todo lo que estaba experimentando era parte del proceso y que eran necesarios para lo que vendría después.

Tuve que trabajar el desapego de una forma brutal, entender que tenía que soltar y que todas las herramientas estaban dentro de mí (como siempre os comento en todos mis artículos).

Esto evidentemente no se dio de la noche a la mañana, fue un duro y solitario proceso, que más que doloroso, se me hizo interminable.

Fue entonces cuando comencé a recibir valiosa información relacionada al proceso del salto cuántico por parte de mis guías y lo necesario que era que cambiara mis costumbres alimenticias, entre muchas otras cosas que vengo aplicando a diario en mi vida.

Me hice vegetariana, abandoné el consumo de refrescos, azúcares y muchas más cosas, pero lo fundamental de todo esto, es que entendí la gran importancia de alimentarme de una forma alcalina, en la medida de lo posible.

La consecuencia no sólo fue la gran mejora de mi estado físico, sino la apertura a un mayor nivel de consciencia, porque sin duda, influye muchísimo en nuestro estado mental y no por casualidad, ambas van de la mano!

Aquí os he hecho un resumen de muchos artículos que he leído (abajo os copio las fuentes), donde he tomado sólo lo que he aplicado en primera persona casi que de forma idéntica y lo que más se ajusta a mi propia experiencia.

Lo primero que aprendí, es que mantener la energía más elevada dentro de uno mismo, resulta imposible si uno se alimenta de materias muertas.

Si queremos que nuestro campo de energía permanezca fuerte, debemos elevar todas las energías de forma rutinaria, en especial, los alimentos que permitimos que entren en nuestro cuerpo.

Lo que varía entre los diferentes seres que habitan el planeta son los grados de conciencia y percepción. El hombre es el único que se manifiesta como individual, el único que posee un alma individual.

La vida sensitiva de una planta no es la misma que la de una piedra, un pez o una vaca, ya que esta última tiene una escala evolutiva mayor. Todos los animales sufren. Los alados sienten menos, pues son menos evolucionados, al igual que los peces, exceptuando el delfín y la ballena. Los animales de cuatro patas sufren mucho más.

Al quitarle la vida a un animal, cesa solo la vida de un cuerpo físico, pero las vibraciones de esa alma-grupo sobreviven a la disolución del mismo. Esas vibraciones animales están presentes tanto en el entorno que nos rodea como en la carne (cuerpo) que luego va a ser comida.

Esas ondas vibracionales densas, pesadas, varían de acuerdo al tipo de animal: cerdo, vaca, pollo, etc. Esa carga pesada y densa nos penetra y no nos permite una adecuada evolución y desarrollo espiritual.

Alimentarse de carne no es sólo un comportamiento retrógrado sino también uno de los factores que están impidiendo que el sufrimiento humano sobre esta tierra sea aliviado. Conduciendo a los animales hacia el dolor y la muerte, engendramos situaciones semejantes para nosotros mismos a corto, mediano o largo plazo dentro de la ley de causa y efecto.

Sin embargo, el hombre está condicionado por sus hábitos y está mal que se subestime el poder de éstos. Algunos maestros del Yoga, sostienen que hace falta ocho años para establecer definitivamente un hábito, esto explica el porqué de los fracasos cuando en un mes se pretende cambiar hábitos alimentarios que han llevado años consolidándose.

Cuando se desea pasar de un régimen carnívoro a uno vegetariano, se deben abandonar primero las carnes rojas, luego las blancas y por último los peces y mariscos, respetando así la escala evolutiva. De esta manera será mucho fácil el proceso del cambio. Nuestro organismo se irá adaptando de a poco a la nueva alimentación.

En el hombre, la carne que permanece tantas horas dentro de sus órganos internos, comienza a descomponerse, por lo cual se originan toxinas que a la larga van deteriorando el organismo.

El hecho de cocinar la carne para comer y condimentarla para darle sabor nos reafirma que el hombre no es carnívoro. El animal carnívoro come a su presa tal cual la caza.

La leche es un alimento completo ideal para el bebé (leche materna) y luego para los niños. En general superada la etapa de la lactancia, la enzima que digiere la proteína de la leche tiende a desaparecer. Esto se da por un proceso natural y por falta de necesidad de ese alimento. Este es el motivo por el cual los adultos y los ancianos presentan esa dificultad para su digestión. El proceso digestivo se facilita si reemplazamos la leche vacuna por la leche vegetal: de Soja, Almendra, etc.

Esta tabla de compatibilidad de los alimentos está realizada según el PH (potencial hidrógeno ) de los alimentos y los residuos que deja en nuestro organismo.

Os dejo esta imagen:

tabla-de-alimentos-alcalinos

Por ejemplo nuestro medio interno, nuestra sangre, es levemente alcalina. Alcalino es lo opuesto de ácido.

El concepto de alimento acidificante no tiene nada que ver con el sabor de éste. Lo que se toma en cuenta el residuo que deja en nuestro organismo una vez digerido. Por ejemplo: el limón.

¿Qué ocurre si nuestra dieta está recargada de ácidos?

El organismo trata de desprenderse de ellos a través de la orina, la materia fecal y la transpiración. Si no lo logra, llega un momento en que el exceso de ácidos comienza a acumularse en el cuerpo y elige para esto zonas claves como las articulaciones provocando así problemas articulares.

Los ácidos también pueden afectar el sistema circulatorio originando los trastornos de origen cardiovascular.

Pero los ácidos no solo ingresan por la comida, sino que el stress puede provocar acidificación así como el exceso de actividad física, pasar demasiadas horas en ambientes cerrados sin la adecuada oxigenación o el humo del cigarrillo después de las comidas también puede alterar el proceso digestivo.

En términos generales, una persona sana físicamente, que presenta una piel bien nutrida, un cabello brillante, uñas sanas, vitalidad, que escucha bien y no tiene tapones de cera en los oídos, suele tener un PH normal. Las alteraciones en la salud, la piel, la audición, la vista denotan una acidificación de la sangre.

Lo ideal sería que comamos respetando nuestras necesidades orgánicas y con predominio de alimentos alcalinos.

Una dieta sana debe constar de un 70 % a un 80 % de alimentos alcalinos. Esto mantendrá el equilibrio y la armonía y hará que paulatinamente cesen las enfermedades degenerativas crónicas.

Una dieta ácida no solo causa daño en las células, sino que estrés en el bienestar general del cuerpo, órganos y células.

Muchos, al estar acostumbrados a una dieta ácida, no diferencian entre lo que es un síntoma de lo que es normal. En otras palabras, mucha gente cree que esos síntomas son normales y no una señal de cuidarse.

Entre los síntomas de que el cuerpo está desbalanceado y ácido se encuentran:

  • Nariz que moquea
  • Fatiga
  • Impurezas en la piel
  • Cansancio por la tarde
  • Síndrome del intestino irritable

Ten en cuenta que estos síntomas son tan sólo las primeras señales de “queja” que te da el cuerpo, para hacerte saber que es necesario que ingieras alimentos más alcalinos para funcionar bien.

Además de la comida, existen también otros factores que afectan el nivel ácido del cuerpo como ser: estrés, emociones fuera de balance, estilo de vida no saludable, y toxinas en el medio ambiente. Sin embargo, nada impacta el pH de nuestro cuerpo de la manera en que lo hacen los alimentos.

El problema:

El tema no está en eliminar todo lo ácido. El problema reside en que la mayoría de la gente come demasiados alimentos ácidos y no los suficientes alcalinos. Es allí, donde los alimentos verdes y bebidas verdes (que no son otra cosa más que la versión líquida de los alimentos verdes, incluyendo las versiones en polvo de calidad) se tornan en la mejor opción para desinflamar, curar, regenerar, y estabilizar el pH interno del cuerpo de manera rápida y eficiente.

Cómo hacer tu dieta más alcalina:

  • Empieza tu día con agua a temperatura ambiente o del tiempo con limón y un poco de bicarbonato y si es posible con agua de Chía o linaza también.
  • Si no tienes tiempo para cocinar, simplemente hazte zumos o batidos verdes. Para mi es la mejor manera de asegurarme que recibo mi cuota verde diaria.
  • Aunque no es lo mismo que el producto fresco (pero mejor que nada) también puedes elegir la forma en polvo de vegetales — una combinación alcalina alta de algas marinas, vegetales verdes, y pastos de cereales. Las versiones de estos súper alimentos verdes contienen una dosis alta de clorofila natural, lo que se traduce en vitaminas, minerales, aminoácidos, y enzimas. Os recomiendo mucho usar diariamente Spirulina (buscar información por google)
  • Los pastos como el pasto de trigo es una de las mejores fuentes de alimento alcalino que puedes agregar a tu dieta y sólo necesitas dos onzas diarias de estos en algún zumo de frutas o zumos “verdes”.
  • Usa para endulzar Agave o Stevia y deja el consumo de la Miel para ocasiones “especiales”. Tanto el agave como la stevia endulzan perfectamente sin las consecuencias que tiene el consumo del azúcar.

Para una nutrición adecuada, es necesario que ingieras abundante agua mineral y la cantidad necesaria de proteína en tu dieta sin importar que dieta sigas. En sí, trato de ser flexible, pero cuidando lo que consumo y equilibrando lo que ingiero. Trato de que mis carbohidratos sean derivados de vegetales como tubérculos y semillas como la quinoa, entre otros. Mantener un incremento estable de proteína no sólo es clave para generar tejido y energía, eliminación de toxinas del cuerpo, funcionamiento de los órganos principales, sino también, para los que tenéis problemas con el azúcar, mantenerla bajo control.

Os recomiendo mucho usar semillas de Chía. Para mí es un súper alimento y podéis ver el Youtube miles de formas para consumirlas.

Semillas de Cáñamo: Estas semillas junto con las de Chía son las dos primeras en mi lista de proteínas vegetales favoritas, por su fácil absorción y alto contendió de aminoácidos, proteínas, fibra y minerales. Las semillas de cáñamo tienen más proteína que la leche y los huevos. Y además son riquísimas. Yo las como con el hummus, sobre sopas, purés, ensaladas, o de a cucharadas con chocolate oscuro (85%). Mi marca favorita es Hemp Hearts.

Otro de mis súper alimentos es la semilla de Linaza: esencial para consumir la cantidad necesaria diaria de ácidos grasos responsables de la absorción de nutrientes, mantener tu cuerpo hidratado y generar energía, acelerando el metabolismo. Si consumes las semillas de linaza, asegúrate que ya vengan machacadas para absorber sus propiedades nutritivas o puedes molerlas tu mismo con una batidora o termomix en casa, así como también hacer agua de linaza (puedes ver recetas por youtube)

Spirulina: Ya me he referido a esta proteína vegetal a la cual soy amante absoluta. La spirulina proviene de una clase de alga y es una de las fuentes más altas y puras de no sólo proteína vegetal sino de aminoácidos.

Y por supuesto no te olvides de los vegetales de hojas verdes como la col rizada, col silvestre, espinaca, y todos aquellos que sean de color verde intenso que te indican son altos en clorofila.

Prueba, experimenta, presta atención a cómo reacciona tu cuerpo, y más que nada disfruta el proceso de autodescubrimiento y cuidado de lo más sagrado: tu cuerpo y tu salud.

Ahora profundizando con este tema: La Nueva Eugenesia del siglo XXI (aunque se aplica desde mucho antes)

Ya a finales de 1800, tal vez incluso antes, había un esfuerzo concertado de un grupo de personas, que de algún modo se veían a sí mismos como superiores a la población en general, para iniciar La eugenesia, un sistema para la reproducción controlada de aquellos que se consideraban inferiores.

La Sociedad Americana de Eugenesia ideó el plan que fue utilizado más adelante en la Alemania nazi para purgar sistemáticamente a Europa de aquellos quienes se encontraban indeseables por motivos de raza, capacidad intelectual, enfermedades, rechazos sociales, rasgos físicos e incluso edad.

Alimentación, vacunas y la nueva eugenesia.

La eugenesia se ha transformado, ha sido re-creada, re-envasada y tiene una nueva imagen brillante dada por el envenenamiento sistemático de las poblaciones del mundo a través de la utilización de productos químicos, vacunas, medicamentos letales, estelas químicas (Chemtrails) y los esfuerzos para modificar genéticamente los alimentos para lograr una muerte suave.

Información

Para hacer que esta máquina genética selectiva opere de manera eficiente, se están implementando esfuerzos mundiales para recoger el ADN de cada ser humano en la tierra. Nuestro ADN debe ser alterado, considerado ineficiente y dañado, permitiendo la manipulación y la explotación codiciada por los industriales científicos.

Salud

Utilizando la técnica científica en la biología, sólo a los millonarios se les servirá carne natural y todos los demás comerán bifes sintéticos. En general, los alimentos se fabricarán en “inmensas fábricas químicas”.

¿No es aquí donde estamos ahora?

La comida en las tiendas es irradiada, contaminada, cargada de productos químicos, conservantes, colorantes, pesticidas residuales, herbicidas residuales, vacunas, hormonas, antibióticos y alimentos creados a partir de la combinación de los genes de especies no relacionadas y de la clonación.

Nuestro suministro de alimentos, infectado con toxinas de todo tipo producidas con el único objeto de manipular el abastecimiento de alimentos con fines de lucro por parte de la bio-piratería, ahora representa una amenaza para la salud de los seres humanos y un peligro inminente para el medio ambiente.

Alimentos

No sabemos lo que comemos y lo más probable es que si viéramos el contenido y los procesos utilizados para crear estos “Frankenstein”, nos horrorizaríamos.

Los alimentos elaborados que copan las estanterías de nuestras tiendas tienen poco de alimento real. Una lectura de una simple etiqueta en un paquete os dejará aturdidos y confusos.

Vacunas

Nuestros alimentos están provistos de productos químicos, colorantes, edulcorantes artificiales, saborizantes artificiales, conservantes y un poco de “otros aditivos”.

El “otro aditivo” no es más que una combinación de químicos destinado a alterar química y genéticamente la papilla de toda la vida, para transformarla por una que puede parecerse a comida y que tiene el sabor de “algo” que pudiera ser llamado “alimento”.  Eso es lo que consumimos diariamente en diferentes versiones!

Actualidad.

En 1952, Bertrand Russell escribió su libro “El Impacto de la Ciencia en la Sociedad”, donde especulaba sobre el probable objetivo mismo de la eugenesia a ser realizada por el gobierno cuando la ciencia se elevara a un nivel en el que pudiera ingenierizar la sociedad.

No hay más que mirar la creciente lista de vacunas obligatorias impuestas en bebés y niños pequeños y los crecientes esfuerzos por estafar a la población adulta con vacunas de uno u otro tipo, muchas de las cuales nunca han sido comprobadas como seguras o efectivas, incluso sabiendo que todos estos brebajes tóxicos no son necesariamente buenos nuestra salud (falta tan sólo leer casos como la “famosa vacuna del papiloma humano”).

Los esfuerzos de las empresas farmacéuticas, junto con el CDC para marginar o mínimamente notificar las reacciones adversas de estas vacunas, están en correlación directa con el creciente número de personas que sufren de reacciones adversas, a veces incluso la muerte por dichas vacunas.

Nueva Eugenesia

Sólo nos tienen que vacunar. Sólo tienen que esperar a que nos sentemos a comer. Y con cada generación de niños excesivamente vacunados, químicamente intoxicados, como resultado de sus dietas y las vacunas, quienes intencionalmente no reciben educación, vemos el lento declive de la población.

Russell fue casi profético en su evaluación del futuro de la humanidad a manos de la ciencia industrializada. Por alguna razón la película Soylent Green ya no parece tan ficticia o imposible.

Apuesta por los alimentos alcalinos.

La fruta y las verduras son los pilares básicos de la dieta alcalina. Las espinacas crudas, el brócoli, el pepino, la patata, la col de Bruselas o frutos secos como las castañas o las almendras son elementos que deben formar parte de la dieta alcalina.

Reduciendo la ingesta de alimentos ácidos.

Para equilibrar el pH, a la vez que se incrementa la ingesta de alimentos alcalinos, debe de reducirse el consumo de alimentos ácidos. Entre los alimentos ácidos que debemos consumir con moderación están la carne de cerdo, carne de vaca, marisco, harina de trigo, harinas blancas y la leche.

Entre los productos prohibidos están el alcohol, las grasas saturadas, las bebidas gaseosas o los zumos envasados. No digo que se deban eliminar del todo, pero si considerar su alto PH ácido y los efectos de éstos en el organismo.

MONTSE BRADFORD: “LO QUE PENSAMOS GENERA EMOCIONES, PERO TAMBIÉN LO QUE COMEMOS”

Porque con la alimentación podemos generar salud o enfermedad. Esto es muy importante.

Las emociones tienen dos orígenes. El pensamiento, lo que pensamos genera emociones, pero también lo que comemos. Si tomo un vaso de agua o de whisky mis emociones serán muy distintas.

¿Y por qué generarán distintas emociones?

Porque atacarán a diferentes órganos. Si yo ingiero alimentos que me bloquean el hígado o la vesícula biliar, tendré emociones de ira, cólera, agresividad, impaciencia, porque cada órgano, dependiendo de si funciona bien o mal, genera unas u otras emociones. Esto está totalmente constatado en la medicina china de hace tres o cuatro mil años.

Podemos generar nuestro propio estado de ánimo. Somos los creadores de nuestra vida, en todos los niveles de nuestro Ser. Cómo escogemos pensar es muy importante.

Hay alimentos con una cierta energía (chocolate, alcohol, estimulantes, azúcares, levaduras artificiales, etc.) que nos  conducen a la hipersensibilidad, mientras que hay otros, con otra clase de energía (carne, jamón, embutidos, huevo) que nos ponen tensos y coléricos.

El alcohol, los vinagres, los estimulantes, estimulan (valga la redundancia) al sistema nervioso generando una energía falsa. Cuando una persona, a media tarde, se siente fatigada, busca ingerir café, chocolate, beber una cola, en definitiva, generar una energía que no tiene. Pero claro, si hacemos esto durante muchos meses acabaremos creando una fibromialgia o una fatiga crónica y es que estamos destruyendo la energía de los riñones.

Todos estos alimentos crean una energía de expansión. Nos inflaman y nos desmineralizan. Nos dicen que tenemos que tomar mucha leche para los huesos, pero hay gente con osteoporosis que a pesar de haber tomado mucha leche toda su vida y haber ingerido carne o quesos, tienen este problema. Esta claro que no deja de ser un tópico que se ha demostrado que no funciona.

Las grasas saturadas son alimentos que tensan, que acumulan, os bloquean órganos como el hígado, la vesícula biliar, el bazo, el páncreas y nos crean estas emociones de mucha tensión, agresividad, cólera, en definitiva, emociones que se llaman de exceso.

Tenemos emociones de exceso, por una parte, y de deficiencia por otra, como el miedo, la falta de autoconfianza, que nos dan, por ejemplo, los azúcares refinados.

Lo que hacemos es volver a la vida natural. Empezar a comer lo que comían nuestros abuelos. ¿Cuánto hace que apareció el donut? Tampoco hace tanto. Tenemos que volver a la dieta de antes, a comer legumbres, verduras, piñones, nueces, semillas, frutos secos, fruta de la temporada.

Tampoco hace tanto que comíamos esto. Lo que hay que hacer es comer los alimentos naturales de toda la vida, los que necesitamos, pero de la forma que deseemos. Podemos hacer fideuás, pizzas, hamburguesas, pero de forma controlada, siempre manteniendo el equilibrio del 80% alcalino y 20% ácido.

Comemos lo que necesitamos en la forma que deseamos (considerando los puntos anteriores) y de esta manera el cuerpo emocional también estará contento.

En tiempos antiguos, el alimento era considerado medicina. Los principios de la alimentación saludable se conocían amplia y profundamente, pues las propiedades ocultas de los alimentos y hierbas cotidianas se utilizaban para sanar, corregir desequilibrios, purificar y elevar a las personas.

Como todo, los alimentos son energía vibrante y su sintonía está regida por su procedencia y función, las cuales afectan notoriamente, al consumirlos, nuestra propia sintonía vibratoria.

IMPORTANCIA DEL SABOR DE LOS ALIMENTOS

El sabor de las comidas no será considerado como meramente agradable o desagradable, sino como información importante que afecta a la salud y a su disposición.

Los alimentos dulces fortalecen, agradan y nutren. En exceso pueden crear mucosa, indigestión, resfriados frecuentes y obesidad.

Los alimentos agrios estimulan el apetito y las secreciones digestivas, excitan a la mente y fortalecen el flujo de energía a los órganos. En exceso, contribuyen a las fiebres, inflamaciones, sensaciones quemantes, flojedad del cuerpo e impurezas en la sangre.

Los alimentos salados diluyen la mucosa, incrementan el apetito y ayudan a la digestión. En exceso, causan debilidad, abundante fluido, impotencia, arrugas en la piel, hinchazón, hiperacidez e inflamación.

Los alimentos picantes ayudan a asimilar la comida, excitan los órganos, secan el exceso de fluidos, sanan úlceras, alivian la comezón, y combaten la obesidad. En exceso, destruyen el semen, causan fatiga, pérdida de fuerza, sed y dolor corporal.

Los alimentos amargos incitan, limpian la garganta, afilan el intelecto y ayudan a la piel. En exceso,  ocasionan dolores de cabeza y pérdida de fuerza.

Los alimentos astringentes alivian y refrescan, disminuyen la mucosa y purifican la sangre. En exceso, causan gases, estreñimiento, dolores de pecho, demacración y sed.

LOS ALIMENTOS ÁCIDOS vs. ALCALINOS

Durante la digestión, los alimentos según las proteínas, hidratos de carbono, grasas, minerales y vitaminas que otorgan, generan acidez o alcalinidad en el organismo. De acuerdo a ello y para lograr equilibrio mental y potenciar la salud, la sangre debe ser ligeramente alcalina. La proporción óptima equivale a 75% alcalinidad y 25% acidez.

Los alimentos alcalinos cimientan y tonifican los órganos, nervios y glándulas. Nos mantienen calmados y reflexivos. Tenemos como ejemplo  a las frutas dulces y agrias, hortalizas verdes, legumbres, semillas, leche, yogurt, requesón, suero lácteo, limones, miel y clorofila (principalmente el aloe vera).

Los alimentos ácidos proporcionan una explosión de energía, pero en demasía convierten vulnerable al cuerpo a las enfermedades, malestares crónicos, y envejecimiento prematuro, Tenemos como ejemplo a la carne, huevos, lípidos, dulces, sal refinada, cafeína, alcohol, azúcar, productos de la mantequilla, gaseosas y todo lo que contiene conservantes, colorantes, aromatizantes y estabilizantes.

Así pues, a partir de los mencionados tipos de alimentos más sus cualidades, podemos entender con  facilidad que cada vez que comemos, creamos nuestro futuro.

Resaltemos por ello, que una alimentación antifisiológica (basada sobre comestibles acidificantes)  más sedentarismo crean un entorno de ACIDEZ  en nuestro organismo y desarrollo de cáncer. Los compuestos ácidos rechazan el oxígeno y por eso la acidez expulsa a este elemento de las células: ello explica por qué el tejido canceroso prospera en tal ambiente extremo. En cambio, las substancias alcalinas atraen el oxígeno, lo cual que las células se desarrollen y funcionen sanas.

Las carnes son proteínas animales concentradas. A las pocas horas de muerto el animal, se produce la autoputrefacción o coagulación de  sus proteínas. Se liberan así diversas toxinas que, consumidas, contaminan y acidifican el cuerpo. Al contrario, las proteínas vegetales, no sufren tal proceso de descomposición. Su residuo inicial es la celulosa, la cual es inerte.

Comer carne lleva a que no se descompone completamente en el tracto digestivo superior y por eso, el decaimiento y liberación de toxinas continúa en el colon. Éstas serán absorbidas inicialmente por el hígado, pero luego ni este órgano las soportará. El resultado, una severa contaminación del organismo.

Además, al ingerir la carne, la sintonía vibratoria de la persona desciende abruptamente, puesto que el alimento mantiene la vibración densa ocasionada por el sufrimiento del animal al momento de su muerte y durante su crianza.

La carne pertenece a los alimentos que producen mayor acidez, pues deja un residuo de ácido úrico en la corriente sanguínea, ácido que, como toxina, dificulta alcanzar los estados meditativos más claros y superiores ya que irrita el estómago. Por último, y lo más peligroso, la sangre ácida es un ambiente ideal para desarrollar cáncer. Todos estos son motivos poderosos para crear en ti y en tus hijos el hábito de comer sano, con lo cual cimentarás vitalidad y poder en cada una de tus células y las suyas.

En la cuarta ley de la curación por los alimentos de Bernard Jensen nos debemos centrar en valorar nuestra nutrición desde el punto de vista de la composición ácida o alcalina de los alimentos.

La cuarta ley dice así:

Nuestros alimentos deben ser 80% alcalinos y 20% ácidos.

La razón: se descubrió que 80% de los nutrientes en la sangre son alcalinos y 20% ácidos. Para conservar la sangre como debe ser, seis verduras y dos frutas componen ese 80% de alimentos alcalinos que necesitamos, mientras que una proteína y un almidón son el 20% de alimentos ácidos.

Esfuerzos del organismo por mantener el equilibrio del pH sanguíneo

La sangre no puede bajar mucho de ese pH idóneo -7,38 más o menos-. Si bajara de esta cifra nos moriríamos. Sin embargo, seguimos viviendo y comiendo mal y el cuerpo sigue adelante.

Para evitar la muerte, si no suministramos al organismo los nutrientes adecuados, por medio de la alimentación o de suplementos nutricionales alcalinos, nuestro cuerpo se buscará la manera de sobrevivir y una de esas maneras es robando minerales alcalinos (calcio, magnesio, potasio, sodio) de otras partes para mantener el equilibrio tan necesario. Los huesos y dientes son la fuente principal de minerales alcalinos (calcio y magnesio) que contribuyen a mantener ese equilibrio perdido.

Ahora entendemos porque tantas personas sufren en la actualidad de problemas osteo-articulares. Sí, su osteoporosis le está salvando la vida.

La alimentación alcalina y la recuperación de la salud

Si estamos enfermos (uremia, uricemia, colesterol, osteoporosis, artritis, artrosis o cáncer) por un exceso de ácidos en nuestro organismo la clave es seguir estas leyes de curación basados en una buena alimentación.

Debemos cambiar nuestra alimentación y esforzarnos para que por lo menos el 80 % sea alcalino.

Alimentos alcalinos

Todas las verduras y si son de cultivo biológico mucho mejor porque así evitaremos los nitratos y pesticidas que nos acidifican. El tomate no tomarlo fuera de temporada pues es más ácido y en su temporada siempre muy maduro. Entre las verduras también podemos incluir las algas por su aporte de minerales alcalinos (calcio y oligoelementos).

Todas las frutas siempre que estén maduras. No nos preocupemos por los cítricos (limón, naranja, lima), al ser digeridos en el estómago se transforman en sustancias alcalinas. Por supuesto, siempre será mejor tomar las frutas de la temporada y de cosecha reciente.

Los zumos de frutas y verduras

Otra excelente manera de limpiar nuestro organismo de los ácidos es tomando estos mismos alimentos pero en su jugo. Su concentración en minerales alcalinos será superior. Será como un lavado interno que poco a poco irá reduciendo la acumulación de ácidos (úrico, por ejemplo).

Algo a destacar:

En 1966, el Dr. Otto Warburg, quien ganó el premio Nobel en medicina en el año de 1931 por su descubrimiento sobre la causa del cáncer, ofreció una cátedra en la convención anual de ganadores del premio Nobel en Lindau, Alemania. En su discurso el describió a la principal causa de cáncer de la siguiente manera:

“La principal causa de cáncer es cuando las células del cuerpo sanas y en normal funcionamiento cambian su respiración de oxígeno por fermentación de azúcar. Todas las células normales, obtienen su ración de energía por medio de la respiración de oxígeno, mientras que las células cancerosas obtienen su energía en gran parte de la fermentación. Todas las células normales por lo tanto son aeróbicas, mientras que las células cancerígenas son parcialmente anaeróbicas. Desde el punto de vista de la física y la química de la vida, esta diferencia entre las células normales y las cancerosas es tal, que uno puede visualizar una gran diferencia.

El gas de oxígeno, el donante de energía en las plantas y animales es destronado en las células cancerosas y remplazado por una energía que cede su reacción a las más bajas formas de vida, como lo es la fermentación de glucosa”

A continuación un resumen para comprender que es el tejido canceroso:

– El cáncer no es una célula sino un líquido ácido y venenoso.

– Una célula cancerosa, es una célula que ha sido dañada o envenenada por ácidos metabólicos y/o gastrointestinales.

– Un tumor, es el mecanismo de protección del cuerpo para encapsular células dañadas o envenenadas por exceso de ácido que no ha sido eliminado adecuadamente por la orina, sudor, heces fecales o respiración.

– El tumor es la solución del cuerpo, para proteger células y tejido sano.

– El cáncer es una condición ácida sistémica, que se estaciona en las partes más débiles del cuerpo, y no es un problema localizado que crea una metástasis.

– La metástasis son ácidos localizados dañando otras células, así como una manzana podrida, daña a las manzanas sanas en una canasta.

No existe tal cosa como una célula cancerosa.

Una célula cancerosa, fue antes una célula sana que ha sido dañada por el ácido.

El tumor no es el problema, sino la solución para proteger las células sanas y los tejidos, para no ser dañados por otras células y tejidos en putrefacción.

La única solución para los líquidos ácidos que envenenan las células del cuerpo, causando los efectos que los practicantes de medicina llaman “Cáncer”, es alcalinizar y energizar el cuerpo.

¿Tiene algo que ver con el cáncer, la dieta y el estilo de vida?

¡Absolutamente!, el cáncer no es algo que nos da, sino algo que nos hacemos a consecuencia de nuestras elecciones diarias de lo que comemos, bebemos, y el cómo pensamos y de cómo vivimos.

Nosotros o tenemos un estilo de vida y dieta alcalina, disfrutando de un cuerpo sano y en forma o llevamos un estilo de vida y dieta ácida, experimentando los dolores, molestias y sufrimiento que causan los ácidos metabólicos.

Por muchos años el Dr. Robert Young ha dicho que la cura para el tejido canceroso no está en su tratamiento, sino en su prevención. Esa prevención puede obtenerse únicamente al tomar decisiones más sanas de estilo de vida y de nuestra dieta diaria.

Una condición cancerosa es la consecuencia de las decisiones que uno toma diariamente. Por ejemplo, si quieres reducir el riesgo al 100% de tejido canceroso en tus pulmones, entonces deja de fumar y deja de relacionarte o trabajar cerca de personas que fumen.

Si no quieres un hígado con cáncer, entonces deja de tomar bebidas carbonatadas y sobre todo alcohol.

Si no quieres un páncreas con cáncer, entonces deja de comer el azúcar que es tan ácida.

Si no quieres cáncer en el intestino, entonces deja de comer proteína, (sobre todo, proteína animal). Es así de sencillo!

En conclusión: el cuerpo humano es alcalino por diseño y ácido por función. Si deseamos un cuerpo sano, debemos mantener ese diseño alcalino.

Espero que este amplio resumen, os lleve a pensar no sólo la importancia de una dieta Alcalina para nuestro organismo, sino sus implicaciones en nuestra salud física, mental y espiritual, por consiguiente, el que subamos de vibración.

Este vídeo os cambiará por completo la forma de ver de nuevo la comida que solemos consumir o cuanto menos…OS HARÁ REFLEXIONAR!

https://www.youtube.com/watch?v=jPxIkYL5N7U#t=148

 “Que el alimento sea tu medicina, que tu medicina sea el alimento”.

 Hipócrates

Fuente:

http://vegetales.about.com/od/Cambio/a/Alimentos-alcalinos-Y-acidos.htm

http://mundoalkalina.blogspot.com/2010/12/el-cancer-es-un-liquido-venenoso-robert.html

http://theintelhub.com/2011/04/02/the-new-eugenics-life-in-our-vast-chemical-vats/

http://alejandraplaza.com/tu-alimentacion-clave-para-elevar-tu-sintonia-vibratoria-y-alcances-tu-mayor-potencial/

http://www.lavidaesfacilydivertida.com/?p=7252

http://saludbio.com/articulo/alimentacion/nuestros-alimentos-deben-ser%2080-%25-alcalinos-y-20-%25-acidos

DEFINICIÓN DE EUGENESIA:

La etimología del término eugenesia hace referencia al “buen nacimiento”. Se trata de la disciplina que busca aplicar las leyes biológicas de la herencia para perfeccionar la especie humana. La eugenesia supone una intervención en los rasgos hereditarios para ayudar al nacimiento de personas más sanas y con mayor inteligencia.

La eugenesia nazi consistió en una serie de políticas sociales que situaron a la mejora de la raza por medio de la eugenesia en el centro de sus preocupaciones. Estuvo dirigido a aquellos seres humanos que los nazis identificaron como una “vida indigna de ser vivida” (en alemán, Lebensunwertes Leben), incluyendo pero no limitado a los delincuentes, enfermos mentales, discapacitados físicos, disidentes políticos, pedófilos, homosexuales, haraganes, dementes, religiosos y débiles, para la eliminación de la cadena hereditaria.

Si te ha gustado el artículo, no te olvides de compartir, comentar y de dar me gusta <3 <3 <3

Cambiar_Mi_Vida

 

Copyright © 2014 Alexandra Díaz M. conectandocontuser.com

No le autorizamos cualquier otro derecho sobre este sitio o sobre el material publicado en el. Esto significa que todos los derechos quedan reservados.

En caso de duda Ud, como visitante de nuestro sitio entiende y acepta que: no puede adaptar, editar, cambiar y transformar el contenido publicado y que si va a publicar, re-publicar, distribuir, re-distribuir, realizar cualquier tipo de emisión o re-emisión por medio ondas o cualquier otra tecnología de transmisión, mostrar en lugares públicos o privados mediante el uso de elementos de visión o escucha comunitarios este sitio web o el material publicado en el (con independencia de tipo de archivo o elemento) tendrá que mantener siempre la fuente de origen tal y como ha sido publicado, reseñando claramente a su autor.

Queda entendido que nunca podrá hacer uso personal o comercial del mismo para fines publicitario ajenos a su propietario, en ningún idioma y bajo ningún concepto sin nuestro permiso previo por escrito.

 

Comments on De la Eugenesia a la Alimentación 5D

  1. Pingback: !DE LOS SÚPER ALIMENTOS, A LOS SÚPER ZUMOS! | Conectando con tu Ser

    1. Thank you so much for reading us and sharing your thoughts.
      We try to make our articles as useful as possible, but if you want to suggest any specif topic you are more than welcome to do it and we will try to do our best.
      Remember this is your community as well. 🙂 <3

Leave a Reply

¿CONECTAMOS?